Definición de agente reductor

El concepto de agente reductor se utiliza en el terreno de la química, en el marco de las reacciones de reducción-oxidación (también conocidas como reacciones redox). En estas reacciones, el agente reductor libera electrones que son aceptados por el agente oxidante. Dicha transferencia implica un cambio en el estado de oxidación.

Agente reductor

Puede decirse que estas reacciones de reducción-oxidación acarrean dos-semireacciones. Por un lado, el agente reductor pierde electrones y se oxida; por el otro, el agente oxidante suma electrones y se reduce.

Resumiendo el desarrollo de las reacciones redox, podemos decir que el agente reductor cede electrones e incrementa su número de oxidación: es decir, se oxida. El agente oxidante, en cambio, suma electrones y achica su número de oxidación (se reduce).

Supongamos que se produce una reacción entre cloro y calcio. En este caso, el calcio actúa como agente reductor ya que libera electrones y su número de oxidación crece de 0 a 2. El cloro, en cambio, se desempeña como agente oxidante (suma electrones).

Es importante tener en cuenta que la reducción y la oxidación siempre se desarrollan de manera simultánea. Cada vez que actúa un agente reductor en una reacción, también hay un agente oxidante. El agente reductor es aquel que se oxida en la reacción y que aporta electrones.

El hidrógeno, por ejemplo, es un agente reductor que se utiliza con frecuencia. Es posible obtener metal de cobre en una reacción donde el hidrógeno se oxida y libera electrones.

Veamos una lista de otros de los agentes reductores más usados, para apreciar con más claridad las diferentes aplicaciones que pueden tener:

* monóxido de carbono: se usa en metalurgia para reducir los óxidos de los metales. La temperatura usada para reducir el mineral en el alto horno (la estructura fabricada para fusionar y reducir minerales de hierro para la futura elaboración de la fundición) asciende aproximadamente a los 900 °C;

* aluminio: dado que se trata de un elemento químico (más precisamente, de un metal no ferromagnético) con mucha afinidad química con el oxígeno, la metalurgia lo utiliza como agente reductor, y también para conseguir aquellos metales especialmente difíciles de reducir, como ser litio y calcio, entre otros, a través del procedimiento conocido con el nombre de aluminotérmico;

* el carbón: también son agentes reductores sus derivados hidrocarburos, entre los cuales se hallan el propano, el butano, el metano y la gasolina, además de compuestos orgánicos tales como los carbohidratos y las grasas. En la combustión de la glucosa, por ejemplo, que tiene lugar en nuestras propia células, se da una reacción en la cual el carbono actúa como un agente reductor al cambiar su estado de oxidación;

* no metales oxidables: en esta categoría se encuentran el fósforo y el azufre;

* materiales que poseen celulosa: aquí podemos mencionar el papel, las maderas y los tejidos;

* los metales alcalinos: si bien gran parte de los metales pueden ser considerados agentes reductores, como ocurre con el hierro al ser oxidado por el oxígeno, los metales alcalinos destacan por su especial acción en este contexto. Algunos ejemplos son el litio, el rubidio, el potasio y el sodio;

* los azúcares: atraviesan la combustión cuando el oxígeno los oxida a una cierta temperatura;

* ácido fórmico: también conocido con el nombre de ácido metanoico, se trata de un ácido orgánico que posee solamente un átomo de carbono, razón por la cual se considera el más simple de su grupo;

* hidruros: son compuestos binarios que resultan de la unión de un elemento químico (como ser un metal o un no metal) y átomos de hidrógeno. Cabe mencionar que en su composición no puede haber gases nobles.

Durante la fotosíntesis y en el revelado de fotografías impresas, entre otros procesos, también intervienen agentes reductores.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de agente reductor (http://definicion.de/agente-reductor/)