Definición de ajo

Ajo es un concepto que deriva de alĭum, un vocablo latino. El término alude a una planta cuyo bulbo se emplea como alimento. Por extensión, se llama ajo a las partes (conocidas como dientes) en las cuales se divide dicho bulbo.

Ajo

Por ejemplo: “A la salsa de tomate siempre le agrego ajo y orégano para darle más sabor”, “Se nota que alguien ha estado cocinando por aquí: hay mucho olor a ajo”, “Por favor, no le añadas ajo al puré porque no me gusta”.

El nombre científico de la planta de ajo es Allium sativum. Como la cebolla, el ciboulette o cebollino, la cebolla de verdeo o cebolleta y el puerro o ajoporro, el ajo pertenece al género Allium y a la familia de las liliáceas.

Nativo de Asia, el ajo se cultiva desde hace miles de años. Puede alcanzar una altura de 40 centímetros y dispone de flores blanquecinas. En cuanto a su bulbo, presenta un olor característico y se compone de varios dientes que forman las llamadas cabezas de ajo.

El ajo es un condimento muy popular en gran parte del mundo. De hecho, hay recetas que se basan en el uso del ajo, como el pollo al ajillo, la sopa de ajo y el alioli.

Es importante mencionar que al ajo se le reconocen varias propiedades que son beneficiosas para la salud. Su consumo contribuye al control del colesterol, ayuda a reducir la presión arterial, minimiza los efectos del arterioesclerosis y aumenta la cantidad de insulina.

Ajo, por último, puede ser un sufijo que se añade a adjetivos o sustantivos para convertirlos en diminutivos u otorgarles un tinte despreciativo: “No voy a permitir que este pequeñajo me dé órdenes”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de ajo (http://definicion.de/ajo/)