Definición de alerta

El término alerta, del italiano all’erta, hace referencia a una situación de vigilancia o atención. Un estado o una señal de alerta es un aviso para que se extremen las precauciones o se incremente la vigilancia.

Alerta

De igual forma, alguien que está alerta es una persona que se encuentra atenta a ciertas cuestiones. Por ejemplo: “Tienes que estar alerta a los jugadores que atacan por tu sector, ya que nos pueden hacer daño”, “Juan debe estar alerta y no distraerse para evitar que ingresen ladrones al predio”. En ese mismo sentido se utiliza para hablar de un animal que se encuentra preparado para cazar a otro, al acecho de su presa para poder atraparla en el momento preciso. Por otro lado, también puede referirse al animal que siente que otro lo persigue o lo está acechando, se pone en una actitud de alerta para ser capaz de escapar lo más velozmente que pueda en cuanto tenga una noción clara del peligro.

Alerta también puede ser el período previo a un desastre previsto. Ante un inminente ataque o un próximo fenómeno meteorológico, las autoridades tienen la posibilidad de establecer distintos estados de conducción para que la gente actúe en consecuencia. Existe el estado de prealerta, el de alerta y el de alarma, que se decreta cuando el desastre ya está ocurriendo.

En este sentido, una alerta se emite para avisar a la población de que se acerca un peligro, de forma tal que pueda resguardarse o dirigirse a cumplir con sus obligaciones en caso de emergencia.

Por último, cabe destacar que Alerta es una localidad peruana de la provincia de Purús (Región Ucayali), un periódico español fundado en 1937 y un programa televisivo venezolano dedicado a la investigación periodística.

Los colores en los alertas meteorológicos

Un alerta meteorológico es aquel que indica que se aproxima un fenómeno climático que puede ser peligroso (una fuerte tormenta, un huracán, etc.). Por lo general, estos alertas le piden a la gente que no salga de sus hogares y que se coloquen a resguardo.

AlertaSegún lo determina el criterio europeo de climatología la forma en la que pueden distinguirse los grados de gravedad de cada situación meteorológica son verde, amarillo, naranja y rojo.

Dichos colores avisarían a la población sobre posibles lluvias, nieve, vientos o altas temperaturas y permitirían que pudieran prevenirse las consecuencias dramáticas de estas situaciones.

Color verde: indica que no existe riesgo alguno, por lo que los ciudadanos pueden estar tranquilos, sin temer que ocurra nada.

Color amarillo: este color indica que existe un peligro o amenaza en un lugar concreto.

Color naranja: tiene lugar muy pocas veces durante el año y avisa de importantes daños que puedan afectar a un grupo de la población; en general estos daños son irreversibles, pero en algunos casos existen posibles soluciones, aunque después de una gran inversión de dinero, tiempo y trabajo.

Color rojo: indica que existe un peligro catastrófico que afectará a gran parte de la población y traerá consecuencias importantes sobre la vida y la infraestructura de la misma. Tiene lugar una vez cada muchos años y es importante estar sumamente atentos para prevenir sus consecuencias.

De acuerdo al tipo de alerta que se emita por el sistema meteorológico del lugar, el público podrá saber qué tipo de clima le aguarda: si habrá lluvias, nevadas, vientos, ciclones, tsunamis o subirá bruscamente la temperatura y podrá por tanto, tomar una decisión acerca de sus propias actividades para impedir que el cambio climático afecte su salud.

Para emitir una alerta meteorológica el servicio meteorológico recibe una serie de señales a través de diferentes herramientas dispuestas en el medio ambiente para emitirlas, y puede alertar a la población para protegerse de una determinada catástrofe provocada por un repentino cambio climático.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de alerta (http://definicion.de/alerta/)