Definición de alevosía

Alevosía es una noción que, en el ámbito del derecho, se utiliza con referencia a lo que hace un individuo para garantizar la concreción de un delito contra otro sujeto sin que exista un riesgo para él. Se trata, por lo tanto, de una circunstancia que agrava la responsabilidad de quien comete el delito.

Alevosía

La alevosía se asocia a actuar sobre seguro. Supone el uso de métodos o medios que aseguran el delito al impedir que la víctima pueda defenderse con éxito o que un tercero pueda intervenir. Por eso la alevosía se considera un agravante a la hora de juzgar el hecho en cuestión.

Es habitual que se emplee la noción de alevosía cuando la víctima está indefensa y el delincuente se aprovecha de dicho estado. Tomemos el caso de un agresor sexual que abusa de un niño. Por su condición psicológica y física, el niño se encuentra en una situación de inferioridad respecto al adulto: no está en condiciones de defenderse. El atacante, de esta manera, se garantiza la concreción del delito sin riesgo. En este caso, el abuso tiene el agravante de la alevosía.

Cuando el delincuente acecha a su víctima y le tiende una emboscada, también puede hablarse de alevosía. Eso ocurre si un secuestrador vigila los movimientos de una persona durante varias semanas hasta asegurar que podrá capturarla con éxito.

Otra forma de alevosía se vincula a la intención de esconder la agresión para no ser descubierto. Supongamos que un hombre envenena a su pareja para cobrar un seguro, colocando unas gotas de un producto tóxico en su bebida. A dicha acción podría corresponderle la calificación de alevosía.

Si nos centramos en la doctrina penal clásica, encontraremos que uno de los ejemplos más comunes de alevosía que suelen aparecer es el asesinato de Julio César: Marco Junio Bruto Cepión, conocido generalmente como Bruto, se aprovechó de su amistad con el político romano para llevar a cabo su plan de quitarle la vida, sabiendo que no sospecharía de él. Justamente, se apoyó en la seguridad que le brindaba la confianza que Julio César depositaba en él para encabezar la conspiración que acabó en fatalidad.

Con respecto a las formas, instrumentos o situaciones en que puede apoyarse una persona para garantizar el éxito de sus futuros crímenes, la doctrina distingue los siguientes tres supuestos de asesinato alevoso, también conocidos sencillamente como supuestos de alevosía:

* delito traicionero o proditorio: se trata de un crimen al cual debe preceder un proceso de observación, de cautelosa espera (la acechanza) o bien de ocultación, es decir, que el delincuente se esconda durante un tiempo. El término proditorio se define como algo que pertenece a la traición, que la incluye o que está relacionado con ella, y por eso lo normal es que este tipo de alevosía se aprecie en el tipo de homicidio homónimo;

* aprovechamiento, cuando la víctima está indefensa: como se expone en ejemplos anteriores, el criminal saca provecho de la imposibilidad de defenderse que tiene su víctima;

* procedimiento insidioso: un delito que el propio autor busca ocultar, para que parezca un accidente. El ejemplo más común en este caso es el uso de veneno para cometer un asesinato.

Como nombre propio, “Alevosía” es el título de un álbum y de una canción de Luis Eduardo Aute, un conocido cantautor español. Se trata de un trabajo que escribió y publicó en el año 1995, en el cual también trabajaron Santigo Feliú y Silvio Rodríguez. Aute es un músico de fama internacional, aunque también posee otros talentos y ha explorado otras áreas, como ser la actuación, la poesía y la dirección de cine.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de alevosía (http://definicion.de/alevosia/)