Definición de alhaja

La etimología de alhaja nos lleva a la lengua árabe, donde un vocablo equivalente aludía a un elemento de gran valor o imprescindible. En nuestro idioma, se llama alhaja a una joya.

Alhaja

Por ejemplo: “Los delincuentes se llevaron alhajas valuadas en medio millón de pesos”, “¿Te gusta la alhaja que me regaló mi esposo por nuestro aniversario? Es de oro y plata”, “No entiendo a la gente que gasta fortunas en alhajas: prefiero comprar ropa o viajar”.

Las alhajas son accesorios ornamentales que una persona luce para adornar su cuerpo. Los anillos, los collares, los aros o pendientes, las pulseras y los brazaletes son algunas de las alhajas más populares.

Por lo general, las mujeres utilizan más alhajas que los hombres, aunque existen piezas para ambos sexos. Lo habitual es que un individuo luzca sus alhajas en eventos o salidas sociales, como una fiesta de cumpleaños o una función de teatro.

Es posible encontrar alhajas fabricadas con diversos materiales. Las más costosas están hechas con piedras preciosas (diamantes, esmeraldas, rubíes) y metales como el oro, la plata o el platino.

Cabe destacar que las alhajas también pueden tener fines rituales o simbólicos más allá de lo estético. Una persona que luce alhajas de oro y diamantes posiblemente desee ostentar su riqueza y su poder, ya que no cualquiera tiene la capacidad económica para adquirir joyas semejantes. En ciertas culturas, las alhajas pueden emplearse como amuletos.

Las alhajas, por otra parte, son un depósito de valor. Hay gente que atesora alhajas familiares y que luego las vende cuando necesita dinero en efectivo o si la cotización lo amerita (por ejemplo, a partir de un aumento del precio del oro).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de alhaja (http://definicion.de/alhaja/)