Definición de aloe vera

Se denomina aloe vera a una planta del conjunto de las suculentas que forma parte de la familia de las xantoroeáceas. Este arbusto también se conoce como aloe de Curazao, aloe de Barbados o sábila (en ocasiones escrito con V: sávila).

Aloe vera

Sus hojas son dentadas únicamente en el borde, con dientes duros y gruesos que miden unos dos milímetros. La inflorescencia del aloe vera puede alcanzar una altura de cien centímetros, destacándose sobre la planta.

El aloe vera es originario de regiones cálidas y secas. Por eso no resiste las bajas temperaturas y ni la humedad en exceso. Esta planta tiene múltiples usos y puede encontrarse de manera extendida en numerosos países.

Como planta ornamental, el aloe vera se luce por sus múltiples hojas dentadas y su inflorescencia. También se utiliza como planta medicinal por sus diversos principios activos que contribuyen al tratamiento de afecciones.

El gel que se encuentra en el interior de las hojas suele emplearse sobre la piel en caso de quemaduras o heridas porque tiene efecto cicatrizante, antiinflamatorio, hidratante y antiséptico. Los componentes químicos del aloe vera también pueden ayudar en el tratamiento de malestares estomacales y en la protección del sistema inmunitario.

Por estas características, y dado que el aloe vera cuenta con minerales (fósforo, potasio, calcio y otros) y con vitaminas, en algunas naciones la planta se utiliza como alimento o para la elaboración de infusiones.

Sus propiedades medicinales son reconocidas en todas partes del mundo no sólo por los efectos que el aloe vera pueda causar en los seres humanos, sino porque también sirve para curar afecciones en los animales. Es una planta maravillosa que muchas personas cultivan en sus jardines —no requiere de cuidados especiales—, de manera que cuentan con un remedio natural con múltiples beneficios de forma totalmente gratuita y sin necesidad de salir de sus casas.

Una de sus ventajas frente a otras plantas o, por supuesto, a ciertos productos químicos es que puede ingerirse sin problema, como se menciona más arriba. De esta manera, cuando aplicamos su gel para curar heridas en niños o animales, que suelen ser más inquietos que las personas adultas, no debemos tener cuidado de que no entre en contacto con sus bocas o mucosas.

El alcance del aloe vera es tal que no solamente se usa para curar heridas o problemas específicos de la piel, sino que sirve para preparar excelentes bebidas energéticas, ideales para los deportistas que no desean recurrir a los productos industriales para mantener el ritmo durante sus prácticas diarias. También es posible usarlo en el cabello para mantenerlo hidratado y fuerte.

Veamos a continuación otros de los muchos usos que la gente suele dar al aloe vera, tanto para curar enfermedades como para prevenirlas o mantener un buen estado de salud:

* al tratarse de un antioxidante muy potente, el aloe vera es ideal para luchar contra el cáncer, sobre todo el de colon;

* sirve para aliviar inflamaciones internas, además de las externas;

* es un tónico rejuvenecedor muy usado, ya que hidrata y repara los tejidos de la piel, consiguiendo que luzca más suave;

* brinda energía a las células y oxigena la sangre;

* el aloe vera también sirve para tratar diversos problemas digestivos, como ser el reflujo gástrico, el colon irritable y el estreñimiento, por nombrar tan sólo unos pocos;

* estimula la circulación sanguínea, algo fundamental para reducir las probabilidades de ataques cerebrovasculares y enfermedades cardiovasculares;

* ayuda a mantener los niveles adecuados de presión arterial y también a estabilizar los de triglicéridos.

Es importante tener en cuenta que el género aloe incluye más de quinientas especies. El aloe vera es tan sólo una de ellas, aunque es la más popular gracias a sus propiedades.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de aloe vera (http://definicion.de/aloe-vera/)