Definición de alpinismo

El alpinismo es una actividad deportiva que implica escalar una montaña de gran altura. El término, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), procede de alpino, un adjetivo que, a su vez, alude a los Alpes.

Alpinismo

Teniendo esto en cuenta, vale la pena mencionar que los Alpes son un cordón montañoso que se encuentra en el continente europeo y que se extiende por Suiza, Francia, Austria, Italia, Mónaco, Alemania, Liechtenstein y Eslovenia. Su pico más alto alcanza los 4810 metros de altura sobre el nivel del mar: se trata del Mont Blanc, ubicado entre Francia e Italia. La RAE también acepta la noción de alpes para aludir a cualquier montaña de altura considerable.

Alpinismo, por otra parte, es sinónimo de montañismo e incluso de andinismo (este último concepto tiene su origen en los Andes, una cadena montañosa del continente americano). Esto quiere decir que, cuando una persona decide escalar una gran montaña, puede indicarse que está practicando montañismo, alpinismo o andinismo.

Existen otros sinónimos, como ser himalayismo, pero el más correcto y aceptado ampliamente es montañismo, ya que describe de forma neutral que la actividad consiste en escalar montañas. Esto no quita, por otra parte, que el más popular sea alpinismo. A grandes rasgos, podemos decir que se divide en las siguientes áreas, cada una de las cuales exige una especialidad bien definida:

* senderismo: en inglés se denomina hiking, y también podemos encontrarlo con este nombre en países de habla hispana. Se trata de una actividad deportiva que se lleva a cabo en caminos que un organismo debe balizar y homologar previamente. Así como en otros casos, no es un deporte competitivo; sin embargo, esto no quita que cada tanto se celebren eventos en los cuales se deje un registro del orden en el que cada participante llega a la meta, o bien de la cantidad de caminatas que han sido capaces de finalizar;

* excursionismo: una especialidad del alpinismo enfocada en la realización de travesías o rutas por sitios que suelen estar alejados y sin caminos trazados. El objetivo de esta actividad es la recreación, por lo cual tampoco se trata de un deporte competitivo. Lo normal es que el recorrido se efectúe a pie, y en este caso se puede usar el término inglés trekking como sinónimo;

* escalada: tiene como finalidad ascender por paredes de pendiente muy marcada, haciendo uso de la fuerza física, pero también de la mental. El nivel de dificultad del ascenso no es determinante para considerar una actividad como parte de la escalada. A diferencia de otras especialidades del alpinismo, exige el uso de las extremidades superiores en combinación con las inferiores. De hecho, a veces también es necesario usar las rodillas;

* barranquismo: es un deporte de aventura que se centra en barrancos o cañones de ríos. Los recorridos de esta actividad pueden ser muy variados, con paisajes desérticos o de vegetación espesa, secos o con cuerpos de agua, y una de sus disciplinas, denominada torrentismo, exige la superación de dichos cambios en el camino alternando diferentes acciones, como ser nadar, caminar, trepar y descender.

Aunque puede considerarse como un deporte, el alpinismo también tiene vínculos con el turismo de aventura y hasta con la exploración de terrenos desconocidos. Su práctica exige un excelente estado físico, conocimientos sobre las montañas y diversas habilidades específicas: de lo contrario, la persona no solo se verá imposibilitada de alcanzar la cumbre, sino que también pondrá en riesgo su vida.

Más allá de las destrezas físicas y técnicas, quien se dedica al alpinismo debe contar con la vestimenta adecuada para soportar las bajas temperaturas y con accesorios como cuerdas, pico para escalar, etc.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de alpinismo (http://definicion.de/alpinismo/)