Definición de anamnesis

El concepto de anamnesis se vincula, de acuerdo a su raíz etimológica que se halla en la lengua griega, a un recuerdo o a una reminiscencia. En su sentido más amplio, la anamnesis consiste en el rescate de datos que fueron registrados en el pasado, trayendo la información al presente.

Anamnesis

A partir de este significado, la anamnesis aparece en distintos ámbitos. En el terreno de la medicina, se trata de la información que un paciente suministra a su médico para la confección de un historial clínico.

El desarrollo de la anamnesis requiere que el médico realice diversas preguntas al paciente, o incluso a un familiar o amigo de éste. A partir de las respuestas obtenidas, el profesional logra elaborar un historial con datos que le son de utilidad para realizar el diagnóstico y decidir qué tratamiento llevar a cabo.

La anamnesis también se compone de los signos que el médico detecta al revisar al paciente y de los síntomas que el paciente le refiere. Es importante señalar que las características de las preguntas y de la información recopilada dependerán de la especialidad del profesional.

Un psiquiatra, por ejemplo, no buscará la misma anamnesis que un gastroenterólogo. Mientras que el primero puede recabar datos sobre la infancia o la conducta del paciente, el segundo estará interesado en su alimentación y en cómo desarrolla el proceso digestivo.

De todos modos, podemos decir que a grandes rasgos la lista de datos que busca recolectar el médico por medio de la anamnesis es la siguiente:

* personales: si bien parece evidente y poco relacionado con las ciencias de la salud, es importante para el profesional contar con un marco cultural en el cual ubicar a sus pacientes para darles las mejores indicaciones en cada caso. Algunos de los datos puntuales dentro de esta categoría son nombre y apellido, número de documento, edad, raza, estado civil, ocupación, domicilio, nivel de escolaridad, número de teléfono y persona de referencia;

* motivo de la consulta: esto se expresa al principio del encuentro, y se trata del momento en el cual el paciente expone un dolor, una molestia, la sospecha de tener una enfermedad en particular, o bien le comenta al médico las razones específicas de su visita si ha sido referido por otro profesional (por ejemplo, cuando alguien se dirige al consultorio de un cirujano porque un médico clínico le recomendó que se hiciera extraer un quiste);

* enfermedad actual: este punto de la anamnesis está relacionado con el anterior, o bien se desprende de él, ya que si el paciente se encuentra en pleno tratamiento de una enfermedad en particular, el médico debe dejar constancia de esto y hacer anotaciones tales como el estado de evolución y los nombres de los medicamentos que está consumiendo;

* antecedentes personales: si ha sufrido alguna enfermedad, si tiene alergia a determinados medicamentos o si ha recibido intervenciones quirúrgicas, por ejemplo;

* antecedentes familiares: aquí entran las enfermedades relevantes que hayan sufrido los padres;

* revisión por sistemas: esta parte de la anamnesis surge de una exploración física que el médico le realiza al paciente. La misma se denomina céfalo-caudal, ya que comienza por la cabeza y desciende, y se compone de cuatro partes bien definidas, que son la inspección, la palpación, la percusión y la auscultación.

En el terreno de la religión, la anamnesis se vincula al acto recordatorio que se realiza durante la eucaristía. En las misas del cristianismo, dicho momento de la celebración lleva a recordar la última cena de Jesucristo y a repetir las palabras que quedaron registradas en la Biblia. En el evangelio de San Lucas se encuentra la cita de Jesús “haced esto en memoria mía”, y así la religión cristiana celebra su pasión, su resurrección y su ascensión.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de anamnesis (http://definicion.de/anamnesis/)