Definición de año litúrgico

Un año es un periodo temporal que se extiende por doce meses. Por lo general la noción se asocia al año del calendario, que comienza el día 1 de enero y finaliza el 31 de diciembre. Sin embargo, hay distintas clases de año de acuerdo a cómo se mide el tiempo, que incluso pueden tener menos o más de doce meses (como el año escolar).

Año litúrgico

En el caso del año litúrgico, se trata del nombre que recibe el año que rige las festividades de la Iglesia cristiana, cuyo comienzo se encuentra en la domínica inicial del Adviento (es decir, en el primer domingo del tiempo litúrgico que precede a la celebración de la Navidad; dicho tiempo tiene una extensión de cuatro semanas).

El año litúrgico, de este modo, organiza los diversos tiempos litúrgicos que están vinculados a los actos de culto, que a su vez derivan de la Biblia. Los fieles, siguiendo el año litúrgico, pueden conocer qué oraciones deben rezarse en cada momento y saber qué colores lucirá el celebrante del rito en el marco de liturgia.

Aunque hay celebraciones cuya fecha se mantiene fija todos los años (como la Navidad, que se festeja el 25 de diciembre), otras cambian (como la Pascua). El año litúrgico tiene particular relevancia en estos casos, cuando las celebraciones son móviles y es necesario tener presente en qué momento se celebran cada año.

Si nos centramos en la Iglesia católica apostólica romana, el año litúrgico está formado por el Tiempo Ordinario, el Tiempo de Adviento, el Tiempo de Navidad, el Tiempo de Cuaresma y el Tiempo de Pascua.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de año litúrgico (http://definicion.de/ano-liturgico/)