Definición de aptitud física

El término aptitud, que procede del vocablo latino aptitūdo, alude a la capacidad o la competencia para el desarrollo de una tarea o el ejercicio de una actividad. Físico, por su parte, es un concepto con varios usos: en este caso nos interesa su acepción como aquello vinculado a lo corporal o al cuerpo.

Aptitud física

La idea de aptitud física se relaciona a la capacidad orgánica de una persona para la realización eficiente de una actividad que implica el uso del cuerpo. Quien dispone de una buena aptitud física logra desarrollar ejercicios de manera extendida en el tiempo sin experimentar síntomas de fatiga, y luego consigue recuperarse en un lapso breve.

La aptitud física también se relaciona con el funcionamiento saludable de los órganos. Una persona con una deficiencia orgánica puede no contar con la aptitud física necesaria para realizar ciertas actividades.

Puede decirse que es necesario contar con una aptitud física básica para el desarrollo de ejercicios no competitivos, como caminar o trotar. Para el deporte profesional, en cambio, el atleta debe contar con una aptitud física óptima ya que su cuerpo es sometido a un gran esfuerzo.

Es posible mejorar la aptitud física mediante el entrenamiento. Al desarrollar cualidades como la fuerza y la elongación de los músculos, la capacidad aeróbica y la movilidad de las articulaciones, el individuo mejora su aptitud física y, de esta manera, consigue obtener un rendimiento más alto.

Hay que tener en cuenta que, para conocer la aptitud física de cada uno y potenciarla, se necesita consultar a un médico y a un preparador físico. Realizar ejercicios sin control es riesgoso para la salud.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de aptitud física (http://definicion.de/aptitud-fisica/)