Definición de aquiescencia

El vocablo latino acquiescentia llegó a nuestra lengua como aquiescencia. De acuerdo a lo detallado por el diccionario que desarrolla la Real Academia Española (RAE), la aquiescencia se vincula al asentimiento, la aprobación, el beneplácito o la conformidad.

Aquiescencia

Por ejemplo: “El jugador no asistió el entrenamiento matutino con la aquiescencia del director técnico, quien decidió darle el día libre para que pudiera resolver algunos asuntos personales”, “El proyecto de ley no contaría con la aquiescencia del bloque oficialista”, “La aquiescencia del hombre a aceptar que sus hijos pasen todo el verano con la mujer sorprendió a los abogados”.

La aquiescencia supone dar el consentimiento a algo. Si tomamos nuestro primer ejemplo, el director técnico de un equipo acepta que un jugador no se entrene, aún cuando acudir al entrenamiento sea su obligación. En cuanto a un hipotético proyecto de ley sin la aquiescencia del bloque del oficialismo, se trataría de una iniciativa que no cuenta con el apoyo del mencionado sector. Por último, si un hombre admite que sus hijos pasen la temporada veraniega con otra persona y no con él, estará brindando su aquiescencia a la situación.

El concepto puede adquirir ciertos matices de acuerdo al contexto. En el terreno jurídico, la aquiescencia a un juicio supone que las partes acatan someterse a su fallo y rechazan interponer algún tipo de recurso, mientras que la aquiescencia a una demanda equivale a reconocer que el reclamo de la otra parte tiene fundamento y, por lo tanto, se descarta emprender una cierta acción.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de aquiescencia (http://definicion.de/aquiescencia/)