Definición de árbitro

La primera acepción que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) del término árbitro alude al individuo que tiene la facultad de tomar ciertas decisiones por sí mismo, sin depender de otro sujeto.

Árbitro

En el ámbito del derecho, un árbitro es una autoridad que, elegida o aceptada por las partes de un litigio, se encarga de resolver un conflicto. El árbitro debe ser imparcial y emitir su fallo según criterios legales o de equidad.

Lo habitual es que las partes decidan someterse a un árbitro para resolver el problema con mayor celeridad. Si, en cambio, recurren a un proceso legal, es probable que el litigio se extienda mucho más en el tiempo hasta que un tribunal o un juez se pronuncien al respecto.

En el terreno del deporte, un árbitro es una persona cuya tarea consiste en aplicar el reglamento mientras se desarrolla un partido o una prueba, castigando a los infractores y otorgando validez a los resultados. De acuerdo a la disciplina, es posible que haya más de un árbitro en cada encuentro.

Si nos centramos en el fútbol, encontraremos a un árbitro principal que cuenta con el apoyo de dos árbitros asistentes (también llamados jueces de línea). Afuera del campo, un cuarto árbitro también desarrolla ciertas tareas, además de estar disponible para reemplazar al árbitro principal en caso de lesión.

Un árbitro de fútbol debe sancionar, por ejemplo, un tiro penal a favor de un equipo si un jugador de campo del conjunto rival toca el balón con la mano de manera intencional en el área que defiende.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de árbitro (http://definicion.de/arbitro/)