Definición de arquitectura

La arquitectura es el arte y la técnica de proyectar y construir edificios. El concepto procede del latín architectura que, a su vez, tiene origen en el griego.

Arquitectura

Puede decirse que la arquitectura se encarga de modificar y alterar el ambiente físico para satisfacer las necesidades del ser humano. Los arquitectos no sólo se encargan de desarrollar construcciones en función de su forma y utilidad, sino que también siguen preceptos estéticos. Por eso, la arquitectura suele ser considerada como una de las bellas artes.

En la actualidad, la arquitectura está principalmente asociada al diseño de espacios que sirven como vivienda. La construcción de casas y edificios forma parte de la actividad más frecuente del arquitecto, quien debe tener en cuenta una gran cantidad de preceptos a la hora de desarrollar sus proyectos. Las obras deben levantarse de modo seguro y respetando las condiciones medioambientales.

Por otro lado, los arquitectos también dirigen diversos proyectos que trascienden el ámbito de la vivienda, tales como la construcción de una fábrica, de un centro comercial, de un colegio o de una iglesia.

De acuerdo al período histórico, es posible hablar de distintos tipos de arquitectura. La arquitectura gótica, por ejemplo, tuvo su auge entre el siglo XII y el siglo XV, caracterizándose por la ligereza estructural y la iluminación del interior de los edificios. La arquitectura renacentista (entre los siglos XV y XVI) y la barroca (del siglo XVII al XVIII) son otros dos ejemplos de estilos que han trascendido.

Arquitectura de computadoras

ArquitecturaPara la informática, la arquitectura de computadoras abarca el diseño, a nivel conceptual, y la estructura en la que se basa la operación de un sistema. En otras palabras, es el esquema detallado de los requisitos y del funcionamiento de los diversos componentes de un ordenador, especialmente de la unidad central de proceso (también conocida como UCP o CPU) y de su interacción con la memoria principal.

Otra definición que recibe este concepto es la manera de escoger y relacionar las distintas partes físicas para construir ordenadores de acuerdo con los requisitos de rendimiento, costo y funcionalidad. Cabe mencionar que no se puede otorgar un puntaje a una computadora simplemente por observar las velocidades y las capacidades de sus componentes, sino que se deben tomar en cuenta una serie de factores relacionados con el propósito por el cual fue diseñada.

La arquitectura de un dispositivo está íntimamente relacionada con las funciones que se espera que lleve a cabo y en el entendimiento de la misma se esconde el verdadero potencial del hardware. Por ejemplo, si se toman dos consolas de videojuegos con la misma cantidad de memoria RAM y con procesadores de igual cantidad de núcleos y con velocidades similares, no es correcto asumir que se trata de dos equipos de poderío equivalente, ya que cada una puede trabajar de formas muy diferentes a pesar del parecido de sus especificaciones técnicas.

El funcionamiento básico de un procesador consiste en realizar una serie de tareas y operaciones específicas con los datos que se almacenan en memoria, para producir nueva información, que será usada posteriormente. Para ello, cada procesador cuenta con un conjunto de instrucciones que puede comprender y ejecutar, el cual puede clasificarse teniendo en cuenta los siguientes puntos:

* qué operaciones es posible realizar a partir de las instrucciones dadas;
* de qué manera se especifican los operandos, qué tipos pueden tener y cuál es su tamaño;
* dónde puede ubicarse cada operando. En algunos casos, todos pueden residir en memoria, mientras que en ciertas arquitecturas es posible encontrarlos en los registros internos de la unidad central;
* de qué forma se especifica la dirección de memoria, o sea, de qué modos de direccionamiento dispone.

  • Compartir