Definición de atavismo

El vocablo latino atăvus, que puede traducirse como “antepasado”, llegó a nuestra lengua como atavismo. El concepto se emplea, en el terreno de la biología, para nombrar al fenómeno que implica el regreso en un ser vivo de características propias de sus antecesores lejanos.

Atavismo

De acuerdo a los especialistas, el atavismo se produce a través de un gen que se expresa luego de haber quedado inactivo en la historia evolutiva de la especie en cuestión. Los dientes que presentan las gallinas y las aletas de los animales que componen la orden de los cetáceos son ejemplos de atavismo.

El atavismo es, en definitiva, la reaparición de rasgos de los antepasados en un organismo del presente. Estos caracteres son típicos de una instancia evolutiva previa y, por algún motivo, se habían perdido con el correr de la historia hasta su regreso.

Es importante no confundir el atavismo con la aparición de órganos vestigiales. Estas estructuras persistieron con la evolución aunque perdieron su función original, quedando como un testimonio de una estructura existente en un antepasado cercano. En el atavismo, en cambio, los rasgos remiten a ascendientes lejanos.

En el ser humano también puede detectarse el atavismo ya que, en el embrión, existe una cola como tenían nuestros antepasados remotos. Sin embargo, con la formación del feto, dicha cola resulta absorbida por el organismo en desarrollo. Solo en algunos casos aislados, las personas nacen con una cola compuesta por nervios, músculos y vasos sanguíneos.

Más allá de la biología, se denomina atavismo a la conducta que lleva a revivir pensamientos o acciones que son propias de los antecesores. Por ejemplo: “El atavismo de este partido político es evidente: sus políticas pertenecen al pasado”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de atavismo (http://definicion.de/atavismo/)