Definición de atracción

Se denomina atracción al proceso y el resultado de atraer: acercar hacia sí, hacer que algo acuda a un sitio. A partir de estas grandes acepciones, la idea de atracción se emplea en múltiples contextos.

Atracción

La atracción puede ser aquello que siente una persona respecto a otra cuando tiene un interés romántico o sexual. Un hombre a quien le resulta atractiva una mujer por su cuerpo, por citar una posibilidad, siente atracción por ella. Por ejemplo: “Mi atracción por ti empezó apenas te conocí”, “Hubo una atracción entre él y yo, pero ya quedó en el pasado”, “El cantante aseguró que no siente ninguna atracción por su ex pareja”.

El magnetismo y la fuerza de gravedad, por otra parte, generan atracción: atraen elementos de acuerdo a sus propiedades: “Necesitamos un imán más grande para que ejerza la atracción suficiente”, “La escasa atracción que genera la gravedad en la Luna hace que, si un ser humano recorre el satélite, pueda saltar muy alto sin esfuerzo”.

También se llama atracción al espectáculo, el evento, las instalaciones o el lugar que, gracias a sus características, resultan atractivos al público: “La principal atracción de este museo es la réplica de un dinosaurio a tamaño real que se halla en la sala central”, “El encuentro que esta tarde disputarán Barcelona y Real Madrid en la capital catalana es la gran atracción de la fecha en la liga española de fútbol”, “La Secretaría de Turismo realizará una encuesta entre los visitantes para conocer cuál es la atracción más valorada de la ciudad”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de atracción (http://definicion.de/atraccion/)