Definición de bancarrota

La raíz etimológica de bancarrota se encuentra en el idioma italiano, más precisamente en el término bancarotta. El concepto alude a la quiebra de una compañía o a estar en ruinas en cuanto a la economía.

Bancarrota

Por ejemplo: “Pese a los esfuerzos de mi padre, la empresa familiar finalmente quedó en bancarrota”, “¡Estoy en bancarrota! Me robaron todos mis ahorros”, “El alcalde aseguró que el municipio está en bancarrota y pidió ayuda a las autoridades provinciales y nacionales para salir adelante”.

El concepto de bancarrota puede usarse en sentido informal o jurídico. En el primer caso, se vincula a una debacle económica o a un mal momento de las finanzas, sin que tenga consecuencias legales: “A Juan lo despidieron del trabajo y está en bancarrota: deberíamos ayudarlo”, “No puedo asistir al juego de esta noche, estoy en bancarrota”.

A nivel legal, la bancarrota se decreta cuando una persona física o jurídica no cuenta con los activos que necesita para afrontar el pasivo exigible que se le reclama. En otras palabras: cuando no tiene dinero para pagar sus deudas. Al ser declarado en bancarrota por un juez, se lleva a cabo un concurso o un juicio para determinar si los acreedores pueden cobrar su deuda del patrimonio del deudor.

Es importante aclarar que una cesación o interrupción de los pagos no implica la bancarrota. Esta situación se declara cuando la insolvencia se mantiene en el tiempo, es generalizada y resulta objetivamente insalvable para quien tiene la deuda.

Una vez decretada la bancarrota, la persona que está en quiebra ya no puede administrar sus propios bienes y queda inhibida (no puede vender ni gravar sus bienes).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de bancarrota (http://definicion.de/bancarrota/)