Definición de baquelita

El químico Leo Hendrik Baekeland, nacido en 1863 en Bélgica y fallecido en 1944 en Estados Unidos, fue el descubridor de una resina sintética cuyo nombre le rinde tributo. Su apellido Baekeland derivó en el término inglés bakelite: a nuestro idioma, el concepto llegó como baquelita.

Baquelita

La baquelita es un plástico sintético que Baekeland creó en 1907, aunque hubo algunos experimentos previos realizados por el alemán Adolf von Baeyer. Dos años después de su hallazgo, Baekeland lo dio a conocer a nivel formal y luego fundó una empresa para explotar comercialmente la baquelita. Gracias a su creación, este científico logró convertirse en millonario.

La baquelita es un polímero: una macromolécula que se obtiene a partir de la vinculación de otras moléculas más simples que reciben el nombre de monómeros. Esta sustancia está considerada como la primera resina plástica que es absolutamente sintética.

La baquelita tiene varias propiedades que la convierten en una resina muy utilizada en diversos ámbitos de la industria. Puede decirse que la baquelita es termoestable: es insoluble (no puede disolverse) e infusible (no puede fundirse). Mientras se forma es posible moldearla y luego se solidifica.

La baquelita resiste el accionar de los solventes y del agua. Por otra parte, no es un material conductor de la electricidad (por eso se la utiliza para aislar las terminales eléctricas).

Los mangos y las asas de los utensilios de cocina (como sartenes y ollas), los botones de elementos expuestos al calor y las carcasas de los teléfonos son algunas de las piezas que suelen fabricarse con baquelita.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de baquelita (http://definicion.de/baquelita/)

Definiciones Relacionadas