Definición de brusco

El adjetivo brusco, que podría proceder del eslavo bresk, el galés brysg o el prerromano brūsko, hace referencia a aquel o aquello hosco, áspero, rudo, grosero o violento. Por ejemplo: “No tienes que jugar tan brusco con tu hermanito: puedes lastimarlo”, “El joven se escapó de su captor con un movimiento brusco”, “El choque se produjo por una maniobra brusca del conductor del camión”.

Brusco

Supongamos que un jugador de fútbol es brusco. Este deportista tendrá una tendencia a hacer un uso excesivo de la fuerza física, incluso más allá del reglamento. La actitud del futbolista puede poner en riesgo la integridad de sus rivales ya que, aunque no tenga mala intención, el juego brusco puede provocar lesiones.

Algo abrupto también puede calificarse como brusco. Si la temperatura que se registra a la mañana en una ciudad es de 15º C y horas más tarde el termómetro llega a marcar 32º C, puede afirmarse que se produjo un cambio brusco de la temperatura. Un desnivel brusco, por otra parte, puede ser un salto en el terreno que se produce sin que exista previamente una pendiente o un declive.

Brusco, además, puede ser un apellido. Sebastián Brusco es un ex futbolista argentino que desarrolló una destacada carrera en la Primera División de su país, jugando en clubes como Belgrano de Córdoba, Racing Club de Avellaneda y Gimnasia y Esgrima de La Plata. También formó parte del equipo de Toros Neza de México.

Luis Ignacio Brusco, por último, es un neurólogo, psiquiatra y doctor en Filosofía nacido en 1964 en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Se trata del fundador de la Asociación Neuropsiquiátrica Argentina.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de brusco (http://definicion.de/brusco/)