Definición de calaña

La primera acepción del término calaña mencionada por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario hace referencia a una apariencia, un patrón o un modelo. El concepto suele utilizarse para aludir a la naturaleza o la condición de algo o de alguien.

Calaña

Por ejemplo: “No puedo entender cómo le abriste la puerta de tu casa a un sujeto de tan baja calaña”, “Un criminal de su calaña no debería estar en libertad”, “Hemos sido víctimas de un acto de la peor calaña”.

Por lo general la idea de calaña se emplea de modo despectivo. Si alguien hace mención a un sujeto “de esa calaña”, por citar una posibilidad, estará apuntando a una condición negativa de la persona en cuestión. El propio uso de la noción de calaña genera esa impresión en el interlocutor.

Un cronista que informa sobre temas policiales, por su parte, puede hablar de un asesino de la “peor calaña”. En este caso el periodista intenta transmitir que el individuo no solo es un asesino, algo que ya es condenable, sino que además está entre los más despreciables de su clase. Esto puede deberse a su crueldad, a las victimas que elegía o a otro factor.

La expresión “baja calaña”, por su parte, hace hincapié en aquel o aquello que, simbólicamente, no tiene estatura o nivel. Si se indica que un delincuente es de “baja calaña”, se alude a que se trata de un ladrón de poca monta.

Calañas, por último, es un municipio de la provincia española de Huelva, en la Comunidad Autónoma de Andalucía, que cuenta con poco más de 4.000 habitantes.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de calaña (http://definicion.de/calana/)