Definición de caligrafía

El término caligrafía proviene del vocablo griego kalligraphía. La Real Academia Española (RAE) reconoce dos acepciones del concepto.

Caligrafía

Por un lado, se denomina caligrafía al arte que consiste en escribir creando letras formadas de manera correcta y con sentido estético de acuerdo a distintos estilos. La caligrafía, por lo tanto, va más allá de la legibilidad: no apunta solo a que las letras se entiendan, sino que busca crear belleza en el propio acto de escritura.

El origen de la caligrafía se encuentra en los caracteres chinos. En la cultura del gigante asiático, la apariencia de los ideogramas resulta muy importante e incluso tiene connotaciones simbólicas.

En el mundo occidental, la caligrafía surge del alfabeto latino, ya empleado por religiosos medievales en pergaminos. Con el paso del tiempo la disciplina perdió lugar, al menos en la cotidianeidad.

La creación de la imprenta hizo que la caligrafía, un arte manual, quede relegada. Más adelante, el bolígrafo, las máquinas de escribir y las computadoras (ordenadores) terminaron por confinar a la caligrafía a un espacio muy acotado. Hoy la caligrafía se emplea como un método de expresión artística que suele vincular el dibujo con la escritura.

La RAE señala, por otra parte, que se llama caligrafía al conjunto de las características que definen el modo de escribir de un individuo. Un perito caligráfico, al comparar distintos documentos, puede descubrir al autor de cada uno estudiando la caligrafía.

Hay quienes aseguran que las personas, al escribir y evidenciar su caligrafía, dejan rastros de su personalidad en las letras que crean. De este modo se podría afirmar que un individuo es inseguro o violento, por ejemplo, según sus trazos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de caligrafía (http://definicion.de/caligrafia/)