Definición de calma

El vocablo griego kaûma, que puede traducirse como “bochorno”, llegó al latín como cauma. En el castellano derivó en calma: un estado de quietud, serenidad, sosiego o reposo.

Calma

El concepto suele utilizarse en la meteorología cuando el viento sopla a una velocidad inferior a 1 kilómetro por hora. La calma, por lo tanto, aparece cuando no se registra viento a la atmósfera. Por ejemplo: “Desde hace dos días el viento está en calma”, “Si el tiempo sigue en calma, mañana iremos a navegar”.

Por extensión, se habla de calma cuando alguien o algo está en paz, sin que existan sobresaltos: “No se preocupe, jefe: en la oficina está todo en calma”, “Vamos a esperar los resultados de la elección en calma”, “No sé cómo logré mantener la calma en una situación tan difícil”.

En ocasiones la calma es una condición o una cualidad que se le pide a una persona. Supongamos que un hombre ingresa a los gritos a la oficina de atención al cliente de una empresa de telefonía, furioso porque el servicio no funciona y porque además le aplicaron un aumento del 25% a su abono mensual. Al ver el estado de nerviosismo del sujeto, un empleado de la compañía le pide “calma”: le solicita que deje de gritar y lo invita a sentarse para conversar y así analizar de qué manera se puede resolver su problema.

Calma, por otro lado, puede ser la interrupción, la detención o el paro de algo: “Las políticas del gobierno provocaron una calma en las inversiones”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de calma (http://definicion.de/calma/)