Definición de cambio de estado

Un cambio implica una modificación, una alteración o una conversión. Estado, por su parte, puede aludir a la situación, la condición o la etapa de algo. Estas dos definiciones nos permiten afirmar que un cambio de estado es una trasformación.

Cambio de estado

El concepto de cambio de estado se emplea con referencia a la evolución de una sustancia en distintos estados de agregación sin que se registren modificaciones de su composición. Los estados más habituales son el gaseoso, el líquido y el sólido.

El cambio de estado alude a las características físicas de los elementos: cuando el oxígeno abandona el estado gaseoso para pasar al líquido, por ejemplo, no deja de ser oxígeno. No existe una mutación de la sustancia en otra diferente.

Es posible entender la noción de cambio de estado analizando el caso del agua. Esta sustancia, compuesta por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno (H2O), se encuentra en estado líquido cuando su temperatura es superior a los 0ºC e inferior a los 100ºC. Si colocamos un vaso con agua en un congelador con una temperatura de -5ºC, se registrará un cambio de estado y el agua se volverá sólida (se hará hielo). En cambio, si ponemos el agua en una olla y la llevamos al fuego hasta que alcance una temperatura superior a los 100ºC, el líquido empezará a evaporarse y se transformará en un gas (se volverá vapor).

Estos cambios de estado pueden producirse por fusión (de sólido a líquido a través de calor); ebullición o vaporización (de líquido a gaseoso, también mediante el calor); condensación (de gaseoso a líquido); solidificación (de líquido a gaseoso); sublimación (de sólido a gaseoso); o sublimación inversa (de gaseoso a sólido).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cambio de estado (http://definicion.de/cambio-de-estado/)