Definición de caos

El vocablo griego cháos llegó al latín como chaos, y luego a nuestra lengua como caos. La etimología remite a una grieta, una hendidura o un agujero.

Caos

Por lo general la idea de caos alude a la falta de orden, a la desorganización o al desconcierto. Algo que es un caos carece de estructura, de lógica o de criterios que le permitan una disposición adecuada.

Por ejemplo: “¡Esta casa es un caos! Tenemos que limpiar y ordenar de manera urgente”, “Por culpa de las malas decisiones del presidente, en el club se vive un caos”, “Caos en el centro de la ciudad por las protestas de trabajadores del sector agropecuario”.

Muchas veces se vincula el caos a la inexistencia de una autoridad que establezca límites. Supongamos que, en una empresa, renuncian varios directivos. Ante la falta de control, aumenta el ausentismo de los empleados y desciende la productividad. Los trabajadores, por otra parte, no tienen a dónde acudir para plantear sus inquietudes. Por eso puede decirse que la compañía en cuestión es un caos.

Si en un partido de fútbol dos jugadores comienzan a pelearse con golpes de puño, luego se suman todos sus compañeros e incluso participan de la trifulca los entrenadores y el público sin que nadie logre detener la violencia, se puede afirmar que el encuentro se convirtió en un caos.

En el ámbito de las matemáticas y de la física, se llama caos al comportamiento impredecible, y que parece ser errático, de distintos sistemas que varían de acuerdo a las condiciones iniciales. Este comportamiento es determinista, pero la apariencia de los fenómenos es aleatoria.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de caos (http://definicion.de/caos/)