Definición de capilaridad

Se denomina capilaridad al fenómeno que hace que la superficie de un fluido, al estar en contacto con un cuerpo sólido, suba o baje de acuerdo a si moja o no al elemento en cuestión.

Capilaridad

El concepto deriva de capilar, que en una de sus acepciones alude a un conducto muy fino. También se dice que un fenómeno es capilar cuando se produce por capilaridad.

Puede afirmarse que esta propiedad es dependiente de la tensión superficial del líquido, que hace que el líquido se enfrente a una resistencia a la hora de incrementar su superficie. La tensión superficial, a su vez, se vincula a la cohesión del fluido.

De acuerdo a la tensión superficial, el líquido podrá descender o subir por el tubo capilar. Dicho fenómeno es lo que conocemos como capilaridad.

Cuando la cohesión entre las moléculas resulta menor que la adhesión del fluido al tubo, el líquido moja y, por lo tanto, asciende por el conducto. Dicho ascenso continuará hasta que la tensión superficial se equilibre como consecuencia del peso del fluido.

En cambio, si la cohesión molecular del fluido es mayor que la adhesión al tubo, la tensión superficial provoca un descenso del líquido.

La capilaridad hace que el agua, en un tubo capilar, suba. Por eso las plantas pueden absorber el agua subterránea. El fenómeno, por el contrario, provoca que el mercurio descienda en un conducto de vidrio.

La curva que se genera en la superficie de un fluido como reacción a la superficie del recipiente se denomina menisco. El menisco es cóncavo cuando las moléculas del fluido y las del tubo se atraen (como en el caso del agua en un recipiente de vidrio) y convexo si se ocurre lo contrario (el mercurio en un tubo de vidrio).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de capilaridad (http://definicion.de/capilaridad/)