Definición de carbón activado

La noción de carbón activado hace referencia a un conjunto de carbones que se caracterizan por su capacidad de adsorción gracias a sus pequeños poros. En estos poros, el carbón activado (también llamado carbón activo) atrapa distintas clases de compuestos, muchas veces orgánicos.

Carbón activado

Es importante diferenciar entre la adsorción y la absorción. La adsorción implica que las moléculas o los átomos quedan atrapados en la superficie del material. La absorción, en cambio, se vincula al volumen.

Al observar el carbón activado en un microscopio, es posible reconocer las pequeñas grietas de su estructura. En esos microporos de unos pocos nanómetros de diámetro se produce la adsorción de numerosas partículas.

Esta capacidad del carbón activado hace que el elemento sea utilizado con fines de purificación o de limpieza. El carbón activado puede emplearse para purificar el agua o el aire; para controlar las emisiones contaminantes de los vehículos a motor; y hasta para diversos tratamientos de desintoxicación de personas o animales.

En el caso de la potabilización del agua, por ejemplo, el carbón activado puede retener toxinas, aceites, plaguicidas y muchas otras sustancias. Al retener todo tipo de partículas, este carbón está en condiciones de eliminar olores del ambiente y sabores o colores de distintos cuerpos.

Aunque en teoría puede obtenerse carbón activado a partir de cualquier carbón, resulta más sencillo hacerlo del carbón mineral, del carbón procedente de maderas de escasa dureza y de materiales carbonosos como la cáscara de la nuez. Se puede producir en cilindros, gránulos o polvos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de carbón activado (http://definicion.de/carbon-activado/)