Definición de cárcel

Se denomina cárcel al edificio que se utiliza para encerrar a los presos. Un preso, por otra parte, es una persona que fue privada de su libertad como condena por haber cometido un delito.

Cárcel

Por ejemplo: “Anoche hubo un motín en la cárcel de San Jerónimo”, “El gobierno se comprometió a remodelar las cárceles para que los reclusos vivan en mejores condiciones”, “Un peligroso delincuente saltó el paredón y huyó de la cárcel”.

Las cárceles son instituciones que dependen del Estado. El conjunto de las cárceles y el organismo que se encarga de su administración componen el sistema penitenciario. En una democracia, solo el Poder Judicial puede ordenar que una persona sea enviada a la cárcel.

Existen varias razones que se esgrimen para justificar el hecho de privar de la libertad a un ser humano. En el marco de un proceso judicial, un juez puede decidir que un acusado sea enviado a la cárcel para impedir una posible fuga o que entorpezca la investigación. En cuanto al encarcelamiento de los condenados, permite proteger a los ciudadanos de las personas peligrosas (ladrones, asesinos, violadores, etc.), sirve como disuasión para aquellos que podrían infringir la ley y contribuye a la resocialización de aquel que decidió alejarse de las normas de convivencia social.

La idea de cárcel también se utiliza con referencia a la condena que priva de la libertad a alguien: “Al asesino de Leonel le dieron quince años de cárcel”, “Es injusto que me caigan dos años de cárcel cuando no cometí ningún delito”.

En el lenguaje coloquial, por último, se le dice cárcel a aquello que agobia o abruma: “Este trabajo es una cárcel, en cualquier momento voy a renunciar”, “El cantante luchó durante años para salir de la cárcel de las adicciones”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cárcel (http://definicion.de/carcel/)