Definición de catión

El vocablo griego katión llegó al inglés como cation, que derivó en nuestra lengua en catión. El término se emplea con referencia a un ion que dispone de carga positiva.

Catión

Para comprender con precisión qué es un catión, por lo tanto, debemos analizar las nociones que aparecen mencionadas en su definición. Un catión es una clase de ion: un átomo, o conjunto de átomos, que obtiene carga eléctrica mediante la ganancia o la pérdida de electrones.

Recordemos que los átomos que son aquellas partículas que no pueden dividirse a través de un procedimiento químico y que están compuestas por electrones (partículas elementales que tienen carga eléctrica negativa) que rodean a un núcleo.

El ion que tiene carga eléctrica positiva al sumar o perder electrones, en definitiva, es un catión. Cuando los cationes establecen un enlace iónico con los aniones (iones que disponen de carga eléctrica negativa), forman una sal. Estas sales suelen ser el resultado de la reacción química que se genera entre una base (que aporta el catión) y un ácido (que suministra el anión).

La sal que se utiliza para condimentar los alimentos es un ejemplo del producto de este tipo de reacciones que involucran a un catión y a un anión. En este caso, la base hidróxido sódico proporciona el catión al reaccionar con el ácido clorhídrico, que suma el anión. El resultado es el producto conocido como cloruro de sodio: la sal de mesa.

Es importante mencionar que los cationes se encuentran en el organismo del ser humano a través del potasio, el sodio y otros elementos que constituyen sales ionizadas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de catión (http://definicion.de/cation/)