Definición de chamán

Un chamán es un brujo o hechicero: una persona que se supone que dispone de un poder sobrenatural que le permite contactarse con espíritus, curar enfermedades, predecir el futuro o incidir sobre las condiciones meteorológicas, entre otras cuestiones.

Chamán

Los chamanes, por lo tanto, pueden alterar la realidad a través de mecanismos que no responden a la lógica de la naturaleza. Muchos pueblos aborígenes, a lo largo de la historia, confiaron en la figura de este tipo de hechiceros.

Un sujeto se convierte en chamán por herencia, por elección divina o mediante ciertos rituales de iniciación. Para cumplir con sus funciones en la comunidad, los chamanes en ocasiones recurren al consumo de sustancias alucinógenas que alteran su estado de conciencia.

Al sistema de creencias y prácticas vinculadas a los chamanes se denomina chamanismo. Los alcances del chamanismo varían de acuerdo a cada cultura.

Más allá de las diferencias, puede decirse que todos los chamanes tienen la facultad de interactuar con los espíritus, que puede ser malignos o bondadosos. En su comunicación y su trato con estos espíritus, el chamán puede curar aquellos males provocados por los espíritus malignos. El chamán, por otra parte, puede entrar en trance (mediante el consumo de alucinógenos u otro método) para tener visiones.

En el mundo occidental, hay individuos que se autodenominan chamanes y que realizan prácticas propias del chamanismo. Se presentan como poseedores de conocimientos especiales y de poderes que les permiten ayudar a la gente. Muchas veces estos pseudo-chamanes atienden en consultorios y cobran por sus servicios como si fuesen médicos, psicólogos u otros profesionales.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de chamán (http://definicion.de/chaman/)