Definición de colirio

La etimología de colirio nos remite al vocablo latino collyrĭum, que a su vez procede del griego kollýrion. Un colirio es un medicamento ocular que consiste de una o varias sustancias mezcladas, pulverizadas, diluidas o disueltas en un líquido.

Colirio

Los colirios, por lo tanto, son suspensiones o disoluciones de sustancias químicas en un fluido que se instilan en el ojo: es decir, se aplican mediante gotas con un fin terapéutico o de diagnóstico.

Para la elaboración de un colirio se utiliza un principio activo (una sustancia con propiedades farmacológicas) acompañado por agentes que regulan el pH y la tonicidad y que impiden la aparición de microbios. Estos componentes se combinan en un líquido que se conoce como vehículo o solución base. En ocasiones los colirios incluyen otros agentes adicionales, como humectantes o antioxidantes.

De acuerdo a su finalidad, es posible diferenciar entre los colirios humectantes, los colirios antiinflamatorios y los colirios antibióticos. También existen los colirios de diagnóstico, empleados por los oftalmólogos con el objetivo de visualizar el nervio óptico y la retina.

El glaucoma, la uveítis y la conjuntivitis son algunos de los trastornos que pueden tratarse con el uso de colirios. La utilidad del remedio dependerá del principio activo y de la composición del colirio en cuestión.

Es importante mencionar que, para garantizar la esterilidad del colirio, estos productos incluyen ciertas sustancias que impiden el desarrollo de microbios una vez que el envase es abierto. En los últimos años, de todos modos, comenzaron a presentarse en envases de una única dosis.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de colirio (http://definicion.de/colirio/)