Definición de compresión

Compresión, del latín compressĭo, es la acción y efecto de comprimir. Este verbo refiere a estrechar, apretar, oprimir o reducir a menor volumen. Por ejemplo: “Las maletas entraron en el baúl a compresión así que vamos a tener que viajar con cuidado”, “El médico me recomendó utilizar pantalones más amplios ya que no es buena la compresión del estómago”, “La compresión del archivo aún no ha finalizado”.

Compresión

La compresión puede ser un proceso físico o mecánico que consiste en someter a un cuerpo a la acción de dos fuerzas opuestas para que disminuya su volumen. Se conoce como esfuerzo de compresión al resultado de estas tensiones.

Un almohadón relleno de goma espuma puede ser comprimido si ejercemos fuerza con ambas manos para achicarlo. Por las características, una vez que dejemos de realizar la fuerza, el almohadón recuperará su forma y tamaño habitual. Sin embargo, si cuando está comprimido lo introducimos en un espacio pequeño que le impida volver a crecer o lo atamos, habremos logrado reducir su volumen.

Dentro del ámbito de la medicina, tendríamos que destacar la existencia del término compresión medular. Se trata de una grave problemática de salud para lo que sería el sistema neurológico y que se traduce en consecuencias tales como la pérdida de la sensibilidad en el organismo, la parálisis del cuerpo o un completo descontrol de los esfínteres.

El dolor es el principal síntoma de esta dolencia que se necesita urgentemente que sea diagnosticada, ya que es la forma de que se pueda frenar o eliminar. Asimismo hay que subrayar que las personas que la sufren deberán someterse a un tratamiento que, en base al estado avanzado de aquella, puede consistir en operación de cirugía, medicamentos como corticoides o incluso tratamiento de tipo oncológico y radioterápico.

Un cáncer es el que suele dar forma a la citada compresión medular, que fue descubierta en el año 1925 y que actualmente afecta a un 2% de la población que sufre aquel. En concreto, lo más habitual es que aparezca en adultos de entre 40 a 60 años y que se enfrenten a un cáncer de próstata o de mama.

Asimismo, dentro de este sector, tendríamos que destacar la existencia de lo que se conoce como compresión nerviosa. Como su propio nombre indica, se trata de la compresión de una raíz nerviosa y se identifica básicamente porque se traduce en un contundente dolor.

Las extremidades, tales como las manos, son las que, de manera habitual, pueden verse más afectadas por este tipo de problema de salud.

En el ámbito de la informática, la compresión de datos consiste en reducir el peso de un archivo digital a partir de una reducción del volumen de los datos tratables. Esto quiere decir que el archivo en cuestión, tras la compresión, ocupará menos espacio.

La compresión se realiza en base a tres tipos de información: básica (que debe ser transmitida para que la señal pueda reconstruirse), redundante (la información repetitiva) o irrelevante (su eliminación no afecta al contenido). La tipología de compresión, por lo tanto, puede ser sin pérdidas reales, subjetivamente sin pérdidas o subjetivamente con pérdidas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de compresión (http://definicion.de/compresion/)