Definición de congénito

El término congénito, derivado del vocablo latino congenĭtus, se utiliza para calificar a aquello que nace con uno mismo. Este adjetivo también se emplea con referencia a lo que se origina junto con algo.

Congénito

En el terreno de la medicina, se indica que una condición o un rasgo son congénitos si se adquirieron durante el desarrollo intrauterino. Esto quiere decir que, al momento del nacimiento, la persona ya tiene la condición o el rasgo en cuestión.

Lo congénito puede heredarse, adquirirse por una infección o desarrollarse por la acción de una agente químico o físico. Las enfermedades congénitas, como se puede advertir, son muy variadas y pueden tener distintas gravedades.

Supongamos que una mujer, durante su embarazo, estuvo en contacto con productos agroquímicos. Una vez que dio a luz, su hijo presentó malformaciones en sus piernas. Estas malformaciones son congénitas: se produjeron en el periodo fetal por la acción de sustancias químicas. Por eso el niño, al nacer, ya padecía el trastorno.

Las malformaciones congénitas, por lo tanto, son alteraciones de tipo anatómico que se producen en la etapa intrauterina. Estas malformaciones pueden presentarse en las extremidades, los órganos o los sistemas.

Se llama miopatía congénita, por otra parte, a un trastorno genético que produce complicaciones en el funcionamiento de los músculos. Este problema congénito puede reflejarse en debilidad muscular, inconvenientes digestivos y dificultades respiratorias, por citar algunas posibilidades.

En un sentido similar, las cardiopatías congénitas son problemas en el corazón que se producen antes del momento del nacimiento. En algunos casos, las cardiopatías congénitas se detectan recién en la adultez ya que, en los años previos, no dieron ningún síntoma.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de congénito (http://definicion.de/congenito/)