Definición de consorcio

Consorcio hace referencia a la unión de dos o más personas que comparten un mismo objetivo o que deben resolver cuestiones en común. El concepto, cuyo origen se remonta al vocablo latino consortĭum, se utiliza con frecuencia para nombrar al grupo de vecinos que viven en un mismo edificio.

Consorcio

Al convivir en una misma construcción, las personas deben tomar decisiones consensuadas sobre las problemáticas que atañen a todos. Si se registran fallas en un ascensor, por ejemplo, el consorcio debe decidir qué hacer y cómo resolver el problema, ya que ningún vecino tiene facultades para definir el asunto por sí mismo.

Es habitual que los consorcios se organicen bajo una determinada estructura que facilite su funcionamiento. De este modo, los vecinos deben elegir un presidente de consorcio que es quien dirige las asambleas o se encarga de gestionar los asuntos. Dicha elección por lo general se concreta tras una votación entre todos los miembros.

Además de todo lo expuesto tendríamos que subrayar la existencia de un grupo musical español que se da en llamar El Consorcio. En el año 1993 fue cuando, de la mano de la cantautora Rosa León, se formó aquel que se encuentra compuesto por varios de los integrantes de la afamada formación Mocedades.

Carlos Zubiaga, Amaya, Sergio Blanco, Estíbaliz e Iñaki Uranga son, en concreto, los miembros de este grupo que tiene diez álbumes en el mercado, además de diversos recopilatorios. En todos ellos se vienen a recoger multitud de canciones que se hicieron importantes en España y también en Hispanoamérica durante las décadas de los años treinta, cuarenta y cincuenta.

En los negocios y las finanzas, un consorcio surge por la agrupación de varias empresas con el objetivo de desarrollar una actividad que depare beneficios para todas. Estos acuerdos permiten concretar inversiones y llevar a cabo obras que, por separado, ninguna compañía podría ejecutar.

Es importante tener en cuenta que, en un consorcio, cada empresa mantiene su autonomía e independencia. Por eso no hay que confundir la noción de consorcio con el concepto de fusión, donde la unión de las empresas implica el fin de la existencia individual de cada una de las participantes.

Este tipo de consorcio más económico y financiero expuesto tenemos que establecer que tiene su origen en la década de los años sesenta. Y es que fue entonces cuando en Brasil se llevó a cabo una serie de iniciativas en este sentido con el claro objetivo de darse un impulso necesario a la economía del país.

De esta manera, hasta ahora aquellos consorcios han ido evolucionando y adaptándose a los tiempos pero han seguido cumplidos sus objetivos financieros de la mejor manera posible en pro de quienes los llevan a cabo.

Los consorcios aportan ventajas competitivas ya que los gastos y los costos son compartidos por sus participantes, facilitando el cumplimiento de los objetivos financieros.

Asimismo tampoco se debe pasar por alto el hecho de que existen otros tipos de consorcios que dependen más de las instituciones gubernamentales y menos de empresas privadas. Se trata de consorcios que ofrecen interesantes servicios a los ciudadanos. De esta manera, podríamos destacar el Consorcio de Turismo de Córdoba (España) o el Consorcio de Transportes de la ciudad de Cádiz.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de consorcio (http://definicion.de/consorcio/)