Definición de contaminación del agua

El concepto de contaminación se emplea para referirse al proceso y el resultado de contaminar: modificar, de manera nociva, las características naturales o normales de algo. El agua, por su parte, es la sustancia con moléculas compuestas por un átomo de oxígeno y dos átomos de hidrógeno, que en estado puro aparece como un líquido insípido, inodoro, incoloro y transparente.

Contaminación del agua

La idea de contaminación del agua, por lo tanto, se vincula a una alteración de las condiciones normales de este líquido indispensable para la vida. Las modificaciones en el agua suelen ser provocadas por el hombre a través de distintas acciones.

El agua contaminada deja de ser potable: es decir, ya no puede beberse sin riesgos. De esta manera, la contaminación hace que el agua no sea apta para el consumo ni aprovechada para la agricultura o la industria. A su vez, el agua contaminada puede imposibilitar el desarrollo de actividades recreativas (natación, pesca, etc.).

Un mar, un río, un lago, un arroyo y una laguna, por citar algunas posibilidades, pueden presentar aguas contaminadas. Los posibles responsables de la contaminación son muy diversos: desde una persona que deja una botella de plástico en una playa y el envase luego termina en el mar hasta una fábrica de papel que arroja sus desechos industriales un río. Por supuesto, el nivel de contaminación que produce una industria es mucho mayor que el generado por un individuo.

Es importante destacar que la contaminación del agua no solo afecta a los seres humanos. También los animales que beben agua y los que habitan en ella sufren las consecuencias de las malas condiciones del agua.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de contaminación del agua (http://definicion.de/contaminacion-del-agua/)