Definición de contaminación del suelo

Cuando mencionamos la idea de contaminación, estamos haciendo referencia al acto y el resultado de contaminar: generar, mediante agentes físicos o químicos, una alteración nociva en las características naturales o normales de algo.

Contaminación del suelo

Existen distintos tipos de contaminación, como la contaminación ambiental, la contaminación del aire y la contaminación del agua. En este caso vamos a centrarnos en la contaminación del suelo: la degradación de las propiedades de un terreno.

Cuando el suelo está contaminado, ya no puede ser aprovechado por el ser humano para el cultivo. Pero además el suelo tampoco puede cumplir con sus funciones naturales debido a la modificación de sus condiciones.

La contaminación del suelo puede producirse por el vertido de sustancia químicas (como plaguicidas, por ejemplo), la acumulación de sustancias radioactivas o las filtraciones de aguas servidas, por citar algunas posibilidades. Es importante tener en cuenta que el riesgo para la salud trasciende al contacto directo con el suelo contaminado, ya que la contaminación puede llegar incluso al agua subterránea.

Supongamos que una planta comestible crece en un suelo contaminado. Cuando las personas y los animales ingieren esas plantas, pueden ingresar en su organismo sustancias dañinas. De esta manera la contaminación del suelo puede provocar una intoxicación, ya sea leve o grave.

Para proteger la salud de los individuos y la subsistencia de la fauna y la flora, por lo tanto, es imprescindible que los gobiernos protejan los suelos y controlen el estado de los mismos. Los suelos contaminados afectan la calidad de vida y pueden comprometer el futuro de una población.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de contaminación del suelo (http://definicion.de/contaminacion-del-suelo/)

Definiciones Relacionadas