Definición de contaminación sonora

Al acto y el resultado de contaminar se lo conoce como contaminación. Se trata de un proceso que refiere a alterar, de forma nociva, las condiciones normales o naturales de algo. Sonoro, por su parte, es aquello que suena (genera un ruido).

Contaminación sonora

La contaminación sonora, en este marco, alude a un exceso de ruido que modifica las características del ambiente en una región. También conocida como contaminación acústica, esta alteración ambiental afecta negativamente la calidad de vida.

A diferencia de la contaminación del aire, la contaminación del agua o la contaminación del suelo, la contaminación sonora no es acumulable ni persiste en el tiempo una vez que se produce. Si durante diez días consecutivos se arrojan desechos industriales a un río o a un campo, dicha contaminación se habrá ido acumulando con el correr de las jornadas y se mantendrá en el lugar hasta que se lleve a cabo algún tipo de saneamiento. La contaminación sonora, en cambio, existe mientras la fuente generadora del ruido permanezca activa; luego, desaparece.

El ruido, considerado como un agente contaminante, es un sonido estruendoso y persistente que genera molestias y hasta daños en los seres humanos y los animales. Los trastornos producidos por la contaminación sonora pueden ser físicos o psicológicos.

El tráfico aéreo sobre zonas urbanas, el funcionamiento de máquinas en la vía pública y la música que se reproduce muy fuerte por altavoces (parlantes) son algunos ejemplos de contaminación sonora. Las personas que están sometidas de manera constante a estos estímulos pueden experimentar problemas en los tímpanos o tener dificultades para descansar, por citar algunas posibilidades.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de contaminación sonora (http://definicion.de/contaminacion-sonora/)