Definición de contracción

Contracción es un término que proviene de un vocablo latino y hace referencia a la acción y efecto de contraer o contraerse. Este verbo está relacionado con estrechar o juntar algo con otra cosa; adquirir costumbres, vicios o enfermedades; reducir a un menor tamaño; o celebrar el contrato matrimonial.

Contracción

Por ejemplo: “Con la primera contracción, mi mujer comenzó a gritar y decidí llevarla al hospital”, “La contracción del espacio se produjo a partir de la instalación de la nueva máquina”, “No está claro cómo se produjo la contracción de la enfermedad, pero lo cierto es que el animal está infectado desde hace más de dos meses”, “La contracción de matrimonio genera incertidumbre en muchos hombres”.

La contracción muscular es el proceso fisiológico que desarrollan los músculos cuando se tensionan y relajan sistemáticamente. Las contracciones, controladas por el sistema nervioso central, generan fuerza motora. Las contracciones voluntarias son controladas por el cerebro, mientras que los reflejos involuntarios corren por cuenta de la médula espinal.

La respiración, la masticación y la locomoción involucran diversos tipos de contracciones. Estas acciones pueden iniciarse de manera consciente o inconsciente, aunque suelen continuarse a través de un reflejo inconsciente.

Para la gramática la contracción es el fenómeno morfofonológico que consiste en la fusión de dos o más palabras para formar una sola: “al” (“a” + “el”), “del” (“de” + “el”), etc.

Cómo son las contracciones en el embarazo

En el marco de un embarazo, la contracción es el endurecimiento del abdomen debido a la actividad del músculo uterino. Pueden producirse por los movimientos o cambios de posición del bebé, entre otros motivos. Las contracciones de parto son diferentes porque presentan una mayor regularidad y un intenso dolor (aunque este último varía: en algunos casos el dolor es insoportable y en otros, se presenta como un leve cosquilleo).

En general las contracciones siguen un mismo patrón: comienzan siendo leves y a medida que se acerca el momento del nacimiento se vuelven más constantes. Es conveniente que los padres controlen esta regularidad para saber en qué momento deben llamar al especialista que esté haciendo el seguimiento del embarazo.

El por qué de las contracciones. A través de estos cambios musculares el cuerpo de la mujer se prepara para expulsar al bebé. Es necesario aclarar que las contracciones comienzan mucho antes de que el parto se anuncie.

Las contracciones de Braxton Hicks suelen aparecer de forma temprana y consisten en una forma en la que el organismo se va preparando y cobrando forma hasta que llegue el momento del nacimiento.

ContracciónEn esta etapa los músculos uterinos se contraen pero generalmente este movimiento pasa desapercibido y solamente se percibe un dolor muy leve; duran poco tiempo y se producen cada mucho tiempo. Estas contracciones pueden comenzar a partir del segundo trimestre y se mantienen con cierta periodicidad hasta que llega el momento del parto.

Las contracciones se caracterizan por la tensión y la relajación del músculo uterino; que consigue, a través de este movimiento, crear la presión necesaria en la parte superior del útero para empujar a la criatura hacia el canal de parto y, posteriormente, al exterior.

Los síntomas más notorios de las contracciones son el endurecimiento de la panza (se pone rígido todo el abdomen), presión en la parte inferior del útero (porque el útero se contrae y porque el bebé empuja) y dilatación (el canal se ensancha para dar lugar al paso del bebé).

El momento del nacimiento llega cuando la dilatación llega a su máximo nivel y el canal se abre para que la criatura pueda descender por él. Es importante tener presente que esta última parte del proceso puede durar de uno a dos días.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de contracción (http://definicion.de/contraccion/)