Definición de contracultura

La idea de contracultura proviene de la lengua inglesa (counterculture). Así se denomina al conjunto de las actitudes, las acciones, las costumbres y los valores que resultan opuestos a los principios de la cultura dominante.

Contracultura

Puede decirse que la contracultura es un movimiento que promueve y defiende estos modos de vida que son contrarios o diferentes a los más usuales. Por lo general se acepta que una tendencia es contracultural cuando existe un grupo de personas sosteniéndola durante un tiempo extendido.

La contracultura surge como una manifestación pequeña que se mantiene afuera del mercado y alejada de los medios de comunicación. Con el tiempo, dicho movimiento puede sumar adeptos y crecer: la contracultura, en este punto, puede generar un cambio en la cultura dominante o ser absorbida por ella.

El movimiento hippie que surgió en la década de 1960 es un ejemplo de contracultura. En sus orígenes, se trató de una corriente rebelde, que reclamaba cambios en la sociedad. Los hippies llevaban ropa y peinados que los caracterizaban, escuchaban un cierto tipo de música y hasta acuñaron sus propias expresiones. Las fuerzas de seguridad, por entonces, perseguían a los hippies y reprimían sus manifestaciones públicas. Con los años, sin embargo, la cultura dominante terminó integrando diversas facetas del movimiento hippie que antes eran contraculturales. Lucir una camiseta con el símbolo de la paz, por citar un caso, ya no es contracultural.

Otro ejemplo de contracultura es el punk. Irrumpió con críticas al sistema establecido y fomentando la autogestión individual o comunitaria. En la actualidad, en cambio, la vestimenta y la música punk son parte de la industria cultural y de la moda.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de contracultura (http://definicion.de/contracultura/)

Definiciones Relacionadas