Definición de corion

El vocablo griego chórion, que puede traducirse como “cuero” o “piel”, derivó en el latín corĭum. A nuestro idioma la idea llegó como corion: así se denomina a la envoltura exterior del embrión de los mamíferos, las aves y los reptiles.

Corión

En el caso de la mayor parte de los mamíferos, el corion envuelve el amnios y contribuye al desarrollo de la placenta (el órgano del cual surge el cordón umbilical y permite intermediar entre la madre y el embrión en desarrollo). Del corion emergen vellosidades que penetran en el endometrio y posibilitan que se produzca un intercambio de sustancias nutritivas.

En un huevo amniota hay tres membranas extraembrionarias: el corion, el alantoides y el amnios. En dicho medio acuoso el embrión recibe alimentos y respira. El huevo cuenta además con una envoltura calcárea que le brinda protección.

El desarrollo de los embriones, en definitiva, resulta muy diferente según la especie. Las crías de las aves y de otras especies se desarrollan adentro de un huevo, en el cual el saco vitelino contiene los vasos sanguíneos que posibilitan el transporte de nutrientes. En el ser humano, en cambio, los nutrientes llegan a través del endometrio.

A medida que avanza la gestación, el corion termina convirtiéndose en la placenta, mientras que su capa interna se fusiona con el amnios. En el corion, por otra parte, se desarrolla la producción de la hormona gonadotrofina coriónica humana. Puede decirse que la placenta es una estructura que, al surgir del corion del feto y del endometrio uterino, se compone de elementos fetales y maternos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de corion (http://definicion.de/corion/)