Definición de cuadro teatral

La noción de cuadro teatral se emplea con referencia a las partes breves en las cuales puede dividirse una obra. El concepto suele aludir a aquellas escenas que transcurren sin que cambie el decorado.

Cuadro teatral

Las modificaciones de escenografía, por lo general, marcan el inicio y el final de un cuadro teatral. El fin de estos cuadros también puede implicar que la acción se interrumpa espacial o temporalmente, quedando el escenario vacío por algunos instantes. Esto quiere decir que, en ocasiones, no es necesario que se produzca un cambio de decorado para que un cuadro teatral concluya.

Puede entenderse al cuadro teatral como una representación de un suceso de escasa duración. Los cuadros, a su vez, constituyen los actos, que son las partes principales de una obra.

Las obras de teatro, en definitiva, están formadas por actos, mientras que los actos se componen de cuadros o escenas. Los espectadores acceden a las obras como unidad, más allá de estas subdivisiones.

Se conoce como cuadro de costumbres, por otra parte, a un artículo escrito en prosa que ofrece una descripción de valores, hábitos y conductas que resultan comunes a una clase social, una región geográfica o un oficio.

Los españoles Serafín Estébanez Calderón y Mariano José de Larra son algunos de los autores más famosos de cuadros de costumbres. Los artículos de este tipo suelen recopilarse en antologías que aportan numerosos datos de interés para la sociología ya que describen cómo se vivía en un determinado periodo histórico.

Según señala el diccionario de la Real Academia Española (RAE), por último, también se denomina cuadro al conjunto de intérpretes que, en un espectáculo, se quedan estáticos frente a los espectadores durante ciertos momentos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de cuadro teatral (http://definicion.de/cuadro-teatral/)