Definición de curso

El término ‘curso’ deriva del vocablo latino cursus, que puede traducirse al español como “carrera”. Se trata de una palabra que hace referencia al periodo de tiempo establecido de forma anual para el dictado de clases en una institución educativa. Por ejemplo: “El curso pasado aprobé cuatro materias”, “El curso corriente finalizará cerca de Navidad”, “Nunca enfrenté alumnos tan difíciles como en este curso”.

Curso

El estudio sobre una materia, estructurada como una unidad, también se identifica con el nombre de curso: “Miguel se anotó en un curso de fotografía”, “El jefe me recomendó inscribirme en un curso de diseño gráfico para ampliar mi campo de acción dentro de la empresa”, “Mañana no puedo ir a la cancha ya que tengo que asistir al curso de inglés”.

Otro uso del concepto está vinculado al grupo de alumnos que asisten a un mismo grado o están en un mismo nivel académico: “Esta semana iré con mis compañeros de curso al museo”, “Creo que conozco a esa chica… es compañera de curso de mi hermana”, “El director me acaba de asignar otro curso: ya tengo la jornada completa”.

Cabe mencionar también que el término hace referencia a la dirección que tiene una circunstancia o la línea que recorre un río o un medio de transporte.

Los denominados cursos de agua son aquellos que se forman por el agua corriente que avanza por un mismo cauce. Un curso puede estar compuesto por los torrentes y arroyos que actúan como afluentes de un río que, a su vez, desemboca en el mar. Las características de los cursos de agua quedan determinadas por el modo en que son alimentados y las particularidades de su lecho (es decir, trazado, anchura, etc.). Es importante tener en cuenta que el lecho suele cambiar de forma de manera casi constante a causa de la erosión y los aluviones. Cabe mencionar también que existen tres tipos de cursos de agua: curso alto, curso medio y curso bajo, y que de acuerdo al caudal y la velocidad con la que se desplaza la masa acuífera se determinará a cuál de estas denominaciones pertenece.

Por otro lado, se conoce como curso de una enfermedad a las diferentes fases del proceso del enfermo, es decir a la evolución de ésta. Los científicos conocen cada una de estas etapas por los síntomas que presenta el paciente, de este modo a medida que éstos van cambiando pueden conocer el punto del proceso en el que la enfermedad se encuentra. Por ejemplo, el curso de una herida normal y corriente puede dividirse en las siguientes fases: Primera etapa (Proceso inflamatorio, proceso de vasodilatación, infiltración de leucitos, formación de neocapilares), Segunda etapa (aparición de fibrobastos) y Tercera etapa (aparición del colágeno y cicatrización completa).

Algunas frases pueden llevar este término pero significar cosas diferentes, aquí te damos algunos ejemplos:

* Dejar que las cosas sigan su curso: No hacerse más malasangre por algo y dejar que las circunstancias vayan mostrando el camino, sin preocuparse en demasía por cosas que parecen no tener una solución aparente.

* Tomar el curso o las riendas de tu vida: Tomar decisiones en torno a la existencia y escoger el camino adecuado para nuestra vida. Suele ser utilizado para indicarle a alguien, que se ha dejado vencer por diferentes acontecimientos, que deje de “hacer tonterías” y “se ponga las pilas” con respecto al camino que desea seguir.

* Dar curso a algo: Dar comienzo. Suele utilizarse para hacer referencia al inicio de un trámite que puede llevar un cierto tiempo. También para hablar de la apertura de un local, curso lectivo u otro acontecimiento semejante.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de curso (http://definicion.de/curso/)