Definición de demasiado

El término demasiado puede emplearse como adjetivo, pronombre o adverbio. El diccionario de la Real Academia Española (RAE) reconoce más de una decena de usos de este concepto que suele aludir a una magnitud, una cifra o una intensidad que resulta indefinida, pero excesiva.

Demasiado

Demasiado puede aludir a una cantidad que es muy grande. Por ejemplo: “Tengo demasiados problemas para sumar otro más”, “Hay demasiadas personas en este bar, mejor vayamos a otro lugar más tranquilo”, “Teniendo en cuenta su nivel de actividad, creo que la empresa tiene demasiados empleados”.

La idea también puede reflejar la valoración de algo cuando se vincula a un sustantivo contable en singular que se utiliza como no contable: “¡Es demasiado automóvil para mí! No quiero un vehículo tan lujoso”, “Me parece que es demasiado hotel para nosotros”, “Demasiada máquina para tarea tan simple”.

En ocasiones, demasiado refiere a una intensidad mayor a la conveniente: “Hace demasiado calor para andar bajo el sol”, “Nieva demasiado para caminar hasta el restaurante”, “Si no llueve demasiado, esta tarde vamos a ir a jugar al fútbol”.

Un tiempo o una frecuencia excesivos, por otra parte, pueden mencionarse con este adverbio: “Ya estuvo acostado demasiado, es hora de que se levante”, “Mi hijo se resfría demasiado”, “He llorado demasiado y llegó el momento de salir adelante”.

Otro uso de demasiado se relaciona con un límite que se superó en cuanto a la tolerancia o a la capacidad de soportar: “¡Esto ya es demasiado! No voy a permitirte que me sigas tratando de este modo”, “La muerte de mi abuela fue demasiado para mí”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de demasiado (http://definicion.de/demasiado/)