Definición de desbocado

El término desbocado procede del verbo desbocar: romper o extraer la boca de algo; descontrolarse; crecer sin moderación ni freno. Las primeras acepciones del concepto que menciona la Real Academia Española (RAE) en su diccionario están vinculadas a armamentos y herramientas.

Desbocado

Un cañón desbocado, en este sentido, es aquel cuya boca resulta más ancha que el resto del ánima. Un instrumento desbocado, por su parte, tiene la boca deteriorada o gastada.

La idea de desbocado, de todos modos, suele usarse coloquialmente de distintas formas. Un animal desbocado, por ejemplo, es aquel que corre sin control: “Un toro desbocado provocó una tragedia en un pueblo español”, “Los conductores se sorprendieron al encontrarse con un caballo desbocado en la avenida”, “¿Cómo puedes detener a un elefante desbocado?”.

Desbocado también es aquello que se dispara: es decir, que evidencia un crecimiento marcado: “Los dirigentes políticos tiene la obligación de combatir el racismo desbocado que aqueja a muchas regiones”, “La inflación desbocada hace que, cada mes, miles de personas caigan en la pobreza”, “El militarismo desbocado solo puede provocar violencia y muerte”.

Por otro lado, se dice que un individuo está desbocado cuando se expresa de manera agresiva, indecente o grosera: “Si sigue hablándole al jefe en ese tono, se quedará sin trabajo: está desbocado”, “El actor, desbocado, criticó con dureza al director de la película”, “Una persona desbocada siempre genera daño”.

La noción de desbocado, por último, aparece en los títulos de varias obras: “El amor es un potro desbocado” de Luis Escobar Kirkpatrick, “El placer desbocado” de Ernesto Schoo, “Caballos desbocados” de Yukio Mishima y otras.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de desbocado (http://definicion.de/desbocado/)

Definiciones Relacionadas