Definición de desconfianza

La idea de desconfianza alude a la ausencia de confianza: la seguridad en uno mismo; el vigor para actuar; la esperanza que se deposita en algo o alguien; o la familiaridad en el trato. Se puede desconfiar, por lo tanto, de personas, situaciones, objetos, etc.

Desconfianza

Por ejemplo: “Ese hombre me genera desconfianza, no lo pierdas de vista”, “Para que una pareja funcione, no puede haber desconfianza”, “La escalera, ¿es segura? Me produce desconfianza ya que la veo algo inestable…”.

Puede decirse que la desconfianza es una previsión o una anticipación de una conducta o de un hecho futuro. La persona que desconfía intuye que algo sucederá de una determinada forma: por eso, de acuerdo a esa creencia, no le otorga su confianza. La desconfianza también puede surgir a partir de una cierta interpretación de sucesos pasados o del presente.

Supongamos que un joven planea comprar un automóvil usado. Luego de leer un aviso, se reúne con un hombre que desea vender su vehículo. El vendedor le asegura que el auto funciona a la perfección; sin embargo, el interesado tiene desconfianza. Advierte contradicciones en el discurso del vendedor, le resulta extraño un determinado ruido que hace el motor y sospecha que la documentación fue adulterada. El joven, en definitiva, considera que, si compra el auto, podría llevarse una decepción. Por eso, ante la desconfianza, desiste de concretar la operación.

Tomemos el caso de un empresario que, ante determinados acontecimientos que tienen lugar en su compañía, empieza a desconfiar de su socio. Esa desconfianza lo lleva a revisar documentos y a analizar todas las acciones realizadas por su socio durante la jornada laboral.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de desconfianza (http://definicion.de/desconfianza/)

Definiciones Relacionadas