Definición de desertificación

Desertificación es el proceso y el resultado de desertificar. Este verbo, por su parte, refiere a la transformación de un terreno fértil en un desierto.

Desertificación

Dicho de otro modo, la desertificación supone que una tierra que permitía una producción abundante se convierte, por diversos factores, en un lugar árido, de vegetación escasa o nula. Se trata, por lo tanto, de un problema ecológico.

La desertificación implica la degradación del suelo fértil, que va perdiendo su capacidad productiva. Este proceso puede deberse a la erosión, la deforestación, la sobreirrigación o la sobreexplotación de un acuífero, por ejemplo.

El responsable de la desertificación suele ser el hombre. Cuando en un determinado terreno se cultiva sin control, se desarrolla un pastoreo desmedido o se deforesta, es probable que comience a desarrollarse la desertificación. Con el tiempo, esta situación puede provocar problemas para la obtención de alimentos, ya que los suelos dejan de ser aptos para el cultivo.

Muchas veces la desertificación es una consecuencia del incremento de la población. A medida que crece la cantidad de habitantes, se registra una tendencia a una explotación intensiva del suelo para satisfacer las necesidades alimenticias. Esto deriva en el agotamiento del terreno y su posterior desertificación: ante la falta de cubierta vegetal, la erosión producida por el viento y el agua avanza con mayor rapidez.

De acuerdo al nivel de la caída de la producción agrícola, la desertificación puede calificarse de distintos modos. La más grave es la desertificación muy severa, cuando la producción cae más del 50% y se desarrollan montículos áridos y secos en el terreno.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de desertificación (http://definicion.de/desertificacion/)