Definición de desfibrilador

Un desfibrilador es un dispositivo que permite la aplicación de descargas eléctricas para lograr el restablecimiento del ritmo cardíaco normal. Se trata de una descarga brusca de alto voltaje que consigue interrumpir y revertir una arritmia (el ritmo irregular en las contracciones del corazón).

Desfibrilador

Cuando se registra una alteración en la actividad eléctrica o la cantidad de latidos que realiza el corazón se incrementa de manera excesiva, es posible que se produzca un paro cardíaco. Esto se debe a que el corazón late demasiado y desorganizadamente, sin bombear de manera correcta la sangre. Para evitar llegar a este desenlace, un médico puede recurrir a un desfibrilador que, mediante un choque eléctrico, detenga la arritmia. Una vez hecho esto, el profesional está en condiciones de detectar la causa que provocó la arritmia y de solucionar el problema para que el paciente recupere la estabilidad.

El uso del desfibrilador incluso puede ser preventivo: si un individuo con antecedentes de infarto evidencia un mal funcionamiento ventricular, se puede emplear este aparato para minimizar el riesgo de arritmia y, por lo tanto, de una nueva parada cardiaca.

Es importante tener en cuenta que existen distintos tipos de desfibriladores. Los desfibriladores externos son máquinas que, cuando resulta necesario, se colocan sobre la piel para transmitir la descarga eléctrica. Los desfibriladores implantables, en cambio, son definitivos y se implantan bajo la piel a través de una intervención quirúrgica.

Los desfibriladores implantables, gracias a sus electrodos, permiten diagnosticar las arritmias desde adentro del organismo y desfibrilar, cuando es necesario, el corazón. Los desfibriladores externos, en cambio, son manejados por los médicos, quienes deben definir en cada caso cómo y cuándo se aplica la descarga eléctrica.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de desfibrilador (http://definicion.de/desfibrilador/)