Definición de diésel

El término diésel procede de Rudolf Diesel, un ingeniero alemán nacido en 1858 y fallecido en 1913 que quedó en la historia por el desarrollo de un tipo de motor y de un carburante que llevan su apellido. La idea de diésel, por lo tanto, puede aludir a dichos motor y carburante o al vehículo que los emplea.

Diésel

El carburante o combustible diésel, también conocido como gasóleo o gasoil, es un producto que se obtiene a partir de la destilación y la purificación del petróleo crudo. Este combustible se emplea en los motores diésel, creados por el mencionado ingeniero alemán en 1893: se trata de motores de combustión interna en los cuales, por la elevada temperatura que registra el aire comprimido en su cilindro, el combustible se autoinflama cuando es inyectado en la cámara. Un vehículo diésel, por su parte, utiliza esta clase de motor y funciona con el mencionado combustible.

La principal característica del motor diésel es que la elevada temperatura que deriva de la alta relación de compresión permite que el combustible se autoinflame. La compresión, por lo tanto, aumenta la temperatura de la cámara de combustión: cuando el combustible (el gasoil, gasóleo o diésel) es inyectado y se mezcla con el aire caliente, se produce su autoinflamación. No se necesita, por lo tanto, de una chispa, como sí ocurre en los motores de gasolina. La combustión, a su vez, provoca la expansión del gas de la cámara y desplaza el pistón hacia fuera.

Por su diseño, el motor diésel alcanza una gran eficiencia termodinámica, por lo general mayor a la que registran los motores de gasolina. El gasóleo, por otra parte, suele ser más económico que la gasolina, convirtiendo al motor diésel en un motor de bajo costo de operación.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de diésel (http://definicion.de/diesel/)