Definición de difícil

La etimología de difícil nos lleva al vocablo latino difficĭlis. El concepto se utiliza como adjetivo para calificar a aquello que presenta dificultades, inconvenientes o estorbos.

Difícil

Por ejemplo: “Es muy difícil exportar debido a las trabas burocráticas”, “Va a ser difícil que este año me tome vacaciones: la verdad es que no he podido ahorrar”, “Mi madrina me regaló un libro de filosofía que me resulta bastante difícil de entender”.

Difícil es lo opuesto a fácil: mientras que algo difícil cuenta con impedimentos o barreras, lo que es fácil resulta simple, sencillo o cómodo. Supongamos que, en un partido de fútbol, un equipo derrota a su rival por 3 a 2 luego de ir perdiendo por dos goles. El conjunto ganador tuvo que esforzarse y luchar mucho para revertir el resultado: por eso un periodista puede afirmar que se trató de un partido difícil para el equipo triunfador. En cambio, con la misma lógica, una victoria por 8 a 0 constituye un partido fácil para el ganador.

Lo difícil no puede resolverse o solucionarse con rapidez, a diferencia de lo fácil. 8034 x 4516 + (5118/8361) x 741 – 51982 es un cálculo difícil que requiere de una calculadora. En cambio, 4 x 3 es un cálculo fácil.

Una persona difícil, por otra parte, es aquella que resulta hosca, parca o antisocial. Por eso es complicado entablar una relación con ella o incluso comunicarse. Los sujetos difíciles se caracterizan por el mal carácter y por enfadarse de manera recurrente. Un empleado puede asegurar que su jefe es alguien difícil si siempre está malhumorado y se dirige con desprecio o agresividad a los trabajadores.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de difícil (http://definicion.de/dificil/)