Definición de discusión

Hasta el latín hay que marcharse para poder descubrir el origen etimológico del término que ahora nos ocupa, discusión. En concreto, podemos establecer que emana del vocablo “discussio”, que puede traducirse como “analizar un punto de vista” y que se encuentra conformado por tres partes: el prefijo “dis-“, que es sinónimo de “separación”; el verbo “quatere”, que es equivalente a “sacudir”; y finalmente el sufijo “-ción”, que significa “acción y efecto”.

Discusión

Discusión es la acción y efecto de discutir (contender con otra persona por alegar distintas razones, examinar atentamente una materia). El término procede del latín discussĭo.

Por ejemplo: “Los candidatos mantuvieron una dura discusión ante las cámaras por el presupuesto nacional”, “Llevo cuatro años en este cargo y nunca he tenido una discusión con un empleado”, “Mira, la verdad es que no tengo ganas de seguir con esta discusión”, “Estoy harto de perder el tiempo en una discusión sin sentido”.

La noción puede asociarse a la idea de debate, ya que discutir es intercambiar puntos de vista o propuestas sobre un determinado tema. La discusión suele suscitarse cuando se encuentran opiniones que resultan contrarias entre sí.

La discusión no suele ser sólo verbal, ya que las personas que discuten se apoyan en otras herramientas (gestuales o de otro tipo). En una discusión ya organizada (como un debate o una mesa redonda), es habitual que se apele a elementos de ayuda como videos, gráficos, diagramas, etc.

Se considera que una persona gana una discusión cuando logra imponer su razonamiento. Esto puede lograrse a partir de la validez de los argumentos o por la fuerza (levantando la voz o utilizando términos duros), aunque el eventual ganador de la discusión siempre es subjetivo.

En uno de los ámbitos donde se da más esta situación que estamos analizando es en el seno de las relaciones sentimentales. Así, existe lo que se conoce como discusión de pareja, donde los dos miembros muestran posturas totalmente opuestas respecto a una situación concreta. La familia, el trabajo, la economía o lo que aporta cada uno a la relación son algunos de los temas recurrentes que suelen copar esos diálogos no tan amigables entre aquellos.

Los expertos en este tipo de relaciones, establecen que para evitar una discusión de esa índole hay que apostar por entender la postura del otro, no levantar la voz, fomentar el diálogo y escucharse mutuamente.

En un sentido más amplio, una discusión puede ser un análisis de los resultados de un estudio o de una investigación: “La discusión del informe de Rodríguez nos llevó más de tres horas”, “Tu trabajo no resiste ninguna discusión: te recomiendo realizarlo nuevamente con más dedicación”.

En la actualidad, en muchas cadenas de televisión a nivel internacional la discusión se ha convertido casi en un pilar fundamental. Y es que se apuesta por ese diálogo pero llevado a su versión más grotesca, con tonos altos de voz e incluso ofensas personales, para conseguir atrapar a la audiencia.

No obstante, también hay programas que se decantan por centrarse en discusiones sosegadas, firmes y donde reina el respeto. Normalmente estos suelen ser espacios dedicados a temas políticos, deportivos o de tipo cultural.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de discusión (http://definicion.de/discusion/)