Definición de entrada

Una entrada es el espacio por donde se ingresa a alguna parte o un edificio, y por lo general está asociada con los términos puerta y portón. Por ejemplo: “Esta es la entrada al salón principal”, “La entrada del hotel está rodeada de un inmenso jardín con palmeras y otros árboles”.

Entrada

En un sentido similar, entrada es la acción de entrar: “La diva hizo su entrada triunfal con un vestido de gala y un séquito de asistentes”, “La entrada del actor en escena no fue feliz: dio unos pocos pasos, trastabilló y se golpeó la cabeza con un mesa”.

Respecto a un período de tiempo, la entrada se refiere a lo que ya no está en sus inicios aunque tampoco llega a su mitad: “El calor más fuerte comenzará a sentirse ya entrada la primavera”, “El rendimiento óptimo del equipo se alcanzará entrada la competencia”. En este sentido, puede ser sinónimo de “alcanzada” o “arribada”, aunque denota que no sólo ha llegado ese momento, sino que se está recorriendo el camino entre dicho punto y el final de un ciclo.

Entrada también es el billete que permite ingresar a un evento, ya sea una exhibición, una competencia deportiva o similar: “Ya no hay entradas para el partido entre Argentina y Brasil”, “El grupo británico agotó todas las entradas en unas pocas horas”. Se trata de un pase que puede o no tener un valor económico, pero que en cualquier caso es necesario para el acceso al espectáculo en cuestión.

El primer plato dentro de una comida, el ángulo desprovisto de cabello en la parte superior de la frente y el caudal de dinero que ingresa a una caja son otros conceptos que reciben el nombre de entrada: “Como entrada me gustaría una ensalada, por favor”, “Mi padre tiene cada vez más entradas: ya pronto será calvo”, “Necesitamos una mayor entrada para hacer frente a los pagos venideros”.

EntradaCon respecto a las entradas de tipo capilar, existe la creencia de que son representativas de una futura calvicie; sin embargo, esto no excede los límites de un mito popular, dado que está probado a nivel científico que las entradas son, en principio, una característica de nuestro cuerpo, tan particular en cada persona como el cabello en sí mismo, la textura de la piel, el color de los ojos y la forma de la nariz. Hay personas que tienen entradas pronunciadas y que nunca pierden el cabello, mientras que la calvicie ataca a individuos que nunca las han tenido.

Para la lingüística, una entrada en un diccionario o enciclopedia representa la definición o la traducción de un término. Asimismo, aunque está sujeto a regionalismos y a la jerga utilizada, una entrada puede ser un elemento de un menú, especialmente cuando se trata de contenido digital, como una aplicación informática.

A la hora de ejecutar una pieza musical que involucre a más de un instrumento, uno de los cuales puede ser la voz humana, la entrada representa el momento o la acción de comenzar a tocar o cantar. En el caso de la música denominada académica, clasificación que engloba de forma un tanto cuestionable las composiciones creadas hasta comienzos del siglo pasado y desde el barroco, estas entradas suelen estar muy bien indicadas en una partitura, de modo que no existe la posibilidad de alterarla.

Dependiendo del tipo de obra musical, la entrada de cada instrumento puede ser más o menos evidente; cuanto más fácil de entender y estructurada sea la música, más intuitivo resultará para los músicos comenzar su ejecución. A grandes rasgos, las piezas clásicas de compositores como Mozart y Rossini resultan más amigables que obras de comienzo del 1900 de autores como Aleksandr Skriabin o Béla Bartók.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de entrada (http://definicion.de/entrada/)