Definición de fábrica

Para poder desarrollar y entender a la perfección el significado de la palabra fábrica que ahora nos ocupa tenemos que subrayar previamente el origen etimológico de la misma. En concreto este se encuentra en el latín y más exactamente en el término facere que podría traducirse como “hacer”.

Fábrica

Una fábrica es un espacio que cuenta con la infraestructura y los dispositivos que se requieren para producir determinados bienes o transformar una fuente energética. El verbo fabricar, por su parte, hace referencia a obtener productos en serie.

La fabricación suele implicar una transformación de una o más materias primas para crear un producto susceptible de comercialización o utilización. Este procesamiento se puede realizar a través de máquinas o mediante el trabajo manual; en este último caso, se habla de fabricación artesanal.

A nivel general, la fabricación siempre implica la producción masiva y seriada (se fabrican muchos ejemplares estandarizados de un mismo producto) y el uso de una cadena de producción (lo que permite lograr una gran eficiencia).

En este sentido, tenemos que dejar patente que en una fábrica se pueden transformar lo que son las materias primas en productos de dos maneras claramente diferenciadas. Así, por un parte, tendríamos la ya citada producción en serie que es aquella mediante la cual se consigue un elevado número de copias exactamente idénticas de un producto en cuestión.

Y por otra parte estaría la llamada producción en cadena que es aquella mediante la cual se obtiene un producto determinado de una manera rápida y barata donde los trabajadores de dicha fábrica tienen asignados cada uno una tarea específica y repetitiva que es complementaria a la del resto de sus compañeros.

Este último tipo de producción, que fue una auténtica revolución en el ámbito industrial propuesta y desarrollada por Frederick Taylor y Henry Ford respectivamente, puede conocerse a fondo a través de una de las películas clásicas de la historia del cine. Nos estamos refiriendo a Tiempos modernos.

En el año 1936 fue cuando se estrenó este largometraje que estuvo dirigido y protagonizado por Charles Chaplin. Una hora y media es el tiempo que dura dicha producción en la que se puede apreciar a la perfección cómo funciona la producción en cadena, qué supuso para el ámbito industrial y qué consecuencias traía consigo para el propio trabajador.

El significado tradicional del término asocia las fábricas con los lugares físicos (edificios) donde se trabaja con las materias primas. Por ejemplo: en una fábrica de medias, existirán diversas máquinas que permiten transformar el algodón en el tejido necesario para desarrollar las medias. Es posible que, para producir una media, intervenga más de una fábrica (una para tejer y otra para teñir).

La nueva economía, sin embargo, ha extendido el uso del concepto hacia los lugares virtuales donde las ideas o el producto intelectual se convierten en servicios. De esta manera, puede hablarse de una fábrica de software para referirse a una oficina donde un grupo de personas se dedica a tareas de programación. No importa que de esta fábrica no salga un producto físico (como un DVD), sino que la fabricación es la propia tarea humana de desarrollo de los sistemas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de fábrica (http://definicion.de/fabrica/)

Definiciones Relacionadas